Prisión para un comisario por sobornos en prostíbulos

El ex jefe de Extranjería evitará la cárcel si abona 5.000 euros

La investigación de la presunta trama de corrupción policial vinculada a los prostíbulos Saratoga y Riviera avanza. El juzgado de instrucción número 33 de Barcelona decretó ayer prisión -eludible bajo fianza de 5.000 euros- para el comisario del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) Luis Gómez, coordinador de las comisarías locales del cuerpo en Cataluña. La juez imputa a Gómez los delitos de revelación de secretos, soborno y favorecimiento de la inmigración y la prostitución ilegal. Con su ingreso en prisión ya son 10 los imputados por el caso, cinco de ellos miembros o ex miembros del CNP.

La investigación de los Mossos d'Esquadra, iniciada en 2007, reveló que los propietarios de Saratoga y Riviera, los macroprostíbulos de la autovía de Castelldefels (Baix Llobregat), pagaban a policías para que les avisaran cada vez que hubiera una redada en sus locales. Ese año fue detenido José Javier Martín Puyal, que fue el jefe del grupo de Extranjería del CNP en Barcelona. Puyal, actualmente en prisión preventiva, fue denunciado por los propietarios de los burdeles por extorsión. Su arresto permitió tirar del hilo y decretar a primeros de mes el cierre de los dos lupanares por un periodo de, al menos, seis meses.

Cinco miembros del CNP han sido imputados por el caso

Las detenciones se han ido sucediendo desde entonces. Los primeros en caer fueron los responsables del Saratoga: Raúl P. S., propietario, y Carmelo S., director; ingresaron en prisión sin fianza; otro de los dueños fue puesto en libertad con cargos. Tras ellos, los Mossos d'Esquadra detuvieron a los propietarios del vecino Riviera, Antonio H. P. (en prisión, sin fianza) y José V., en libertad con cargos.

La fiscalía centró después sus investigaciones en los responsables policiales que, supuestamente, alertaban de redadas a cambio de dinero y regalos. Todos los agentes estuvieron vinculados a la Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsedad Documental (UCRIF) del CNP. Luis Gómez, que declaró ayer, es el detenido con mayor rango: hasta 2004 fue comisario jefe de Extranjería, área de la que depende la UCRIF. El anterior responsable de la unidad (dejó el cuerpo en 2004) es Andrés Otero, que está en prisión condicional. El actual titular, Abundio Navas, eludió la prisión tras pagar una fianza de 2.500 euros. Contra él pesan cargos diferentes: falsedad documental, prevaricación y favorecimiento de la prostitución. La investigación ha alcanzado además a dos ex agentes de la UCRIF, José María M. -destinado a Alicante- e Ignacio L., ahora fuera del cuerpo. Ambos están en libertad con cargos. Los investigadores analizan qué relación hay entre los policías imputados.

La Jefatura de Policía de Cataluña planea relegar a Luis Gómez a tareas secundarias hasta que se aclare su participación en los hechos. Su detención -fue esposado el lunes en su casa de Cerdanyola, delante de su familia-, ha abierto fisuras entre el CNP y los Mossos. El sindicato Confederación Española de Policía emitió ayer un duro comunicado en el que denunciaba la actuación "poco respetuosa" de la policía autonómica, que busca "desviar la atención" por las críticas que el cuerpo ha recibido por la "violenta carga policial" contra los estudiantes.

El comisario Luis Gómez.
El comisario Luis Gómez.IMAGEN CEDIDA POR TV-3

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 24 de marzo de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50