Un toxicómano admite en el juicio haber matado por una papelina

El abogado de un toxicómano acusado de matar a otro adicto en Pasaia admitió ayer que su cliente acuchilló al fallecido, pero no admitió la acusación de asesinato, como sostienen la Fiscalía y la acusación particular que ejerce la familia de la víctima, sino la de homicidio. Esta es la principal revelación de la primera jornada de la vista con jurado que se desarrollará durante toda la semana en la Audiencia de Guipúzcoa contra este hombre, que se enfrenta a una petición de 20 años de cárcel. Su abogado reclama su absolución alegando que actuó en legítima defensa.

Los hechos enjuiciados ocurrieron el 18 de mayo de 2007 cuando, según el escrito de acusación provisional de la Fiscalía, el acusado y su víctima mantuvieron un forcejeo al negarse el fallecido a entregar al procesado una dosis de droga. Para defenderse de las patadas y puñetazos que le propinaba el imputado, la víctima lo lanzó al suelo y lo inmovilizó con la intención de que el agresor no siguiera golpeándolo, tras lo cual le dio la espalda y se alejó del lugar. El acusado sacó de su riñonera una navaja asestó siete cuchilladas en el tórax a la víctima.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS