Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DANZA | La semana por delante

Las 'willis', en La Vaguada

El ballet clásico vuelve al Teatro de Madrid dentro de su programación de temporada, y lo hace con Giselle, el más emblemático de los títulos del repertorio y cumbre del estilo romántico-académico, que estará en cartel los días 26 al 29 (20.30; domingo, 18.00) por el Rousse State Ballet, búlgaro, y que llega con dos figuras invitadas pertenecientes al Ballet de la Ópera de Sofía: Vesa Tonova encarnará a Giselle y Nikola Hadjitabed hará del príncipe Albrecht. Este último, avalado por sus triunfos en el certamen de Varna en 2006. La coreografía, de su directora artística Marina Zaharieva, se basa en el original de Jules Perrot, Jean Coralli y Marius Petisa, usando unos decorados y vestuario realistas, también inspirados en los originales decimonónicos.

En origen un ballet francés, Giselle o las willis (que éste es su nombre completo) se ha transmitido desde la tradición rusa donde se conservó y enriqueció hasta insertarse de nuevo en todo el repertorio universal en una compleja consecución de vasos comunicantes, estilos y bailarines franceses, italianos y rusos. Es esa tradición ruso-soviética la que alimenta el poso técnico y estilístico de los países de Europa Oriental. Escuela, repertorios y maneras escénicas, están así muy ligadas al eje estético antes mencionado, donde siempre suele imperar el rigor equilibrado de los conjuntos y la intención de una danza respetuosa con el estilo y la musicalidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de marzo de 2009