Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Galán se compromete a impedir que "los especuladores" troceen Iberdrola

El presidente de la eléctrica pide un gran acuerdo para salir de la crisis

"Hacer una empresa cuesta 100 años, trocearla un minuto". El presidente de Iberdrola Ignacio Sánchez Galán sacó ayer pecho tras lograr entre el 85% y el 98% de respaldo a sus propuestas en la Junta General de Accionistas celebrada en Bilbao, y lanzó un ataque furibundo contra los especuladores que, según dijo, sólo persiguen beneficios aunque suponga debilitar a la eléctrica.

En un mensaje sin destinatarios explícitos, pero que todos los asistentes relacionaron con el presidente de ACS, Florentino Pérez, Galán se comprometió ante los accionistas en la defensa de la empresa frente a quienes representan un modelo "guiado por la avaricia y la codicia". Un modelo que, según dijo, se ha llevado por delante la economía mundial. Pero después de esa reflexión general motivada por la intervención de uno de los accionistas, Galán se puso todavía más serio al asegurar que no permitirá que "nadie utilice los recursos de los accionistas" en beneficio propio. En ese momento recordó cómo ha tenido que acudir a los tribunales en Bilbao ante "intentonas bastardas" como los rumores de OPA de la francesa EDF.

Mensaje a ACS: "No es el momento oportuno" para entrar en el consejo

Los aplausos arreciaron cuando argumentó que "hacer una empresa cuesta 100 años, trocearla un minuto. No tiene que venir nadie a enseñarnos a trocearla. Ésa no ha sido la trayectoria de esta empresa durante 100 años y creo que no es la que quieren los accionistas".

Pero por si quedaba alguna duda, Galán reiteró que la entrada en el Consejo de ACS, que tiene el 12,6% de la eléctrica, se debatirá en el momento oportuno, aunque esta vez, quizás un poco más caliente por el ambiente, puntualizó que "desde luego, este momento no es el oportuno".

Los delegados de ACS se opusieron al cambio de estatutos que rebaja los consejeros de 21 a 15, a pesar de lo cual salió aprobado por el 84,99%. La junta logró un quórum histórico del 78%, con un 24,5% de los votos presentes y el 53,5% del voto delegado.

Galán, recogiendo el guante que lanzó también en Bilbao el presidente del BBVA, Francisco González, pidió un gran "acuerdo general" para salir de la crisis, que incluya reformas en los mercados de bienes y servicios, así como en el energético.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de marzo de 2009