LA QUEJA

Uno, dos, tres y hasta ¡cuatro! cambios de monitor

David compró un monitor de la marca BenQ en diciembre de 2006 para su ordenador. Menos de un mes después se estropeó. "Me lo cambiaron porque estaba en garantía (el producto tenía tres años en total)", explica el lector por correo electrónico.

A los 15 meses ocurrió lo mismo con el segundo monitor. "Se ha vuelto a estropear. Me lo han vuelto a cambiar, aunque advirtiéndome de que sólo me quedan 10 meses más de garantía porque la de la primera pantalla que compré, y que nunca funcionó, caduca a finales de este año".

David está convencido de que "no me lo cambian por uno nuevo, sino que el servicio técnico repara los monitores averiados y luego me los dan en sustitución de los que van fallando".

También se pregunta: "¿Por qué el que me acaban de reemplazar no tiene tres años de garantía si figura que es nuevo?".

El departamento de comunicación de BenQ España dice: "Apreciado cliente, lamentamos comunicarle que cualquier reparación que se produzca tiene un periodo de garantía de tres meses independiente de la garantía del monitor que es de tres años desde la fecha de compra. Sin otro particular, quedamos a su entera disposición para responder a cualquier otra consulta".

Insatisfecho con la respuesta, David insiste: ¿Me dan un monitor nuevo cada vez o no?

Para confirmar la cuestión, BenQ pide al lector "el número de RMA que le asignaron en el servicio técnico". Luego, responde: "el cambio se realizó por uno nuevo".

Pasados 15 días de la gestión de esta queja, el tercer monitor también falló. "No duran ni un telediario", se lamenta David. Harto de tanto vaivén con las pantallas se ha comprado uno similar de otro fabricante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 18 de marzo de 2009.

Lo más visto en...

Top 50