Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:'IN MEMÓRIAM'

Abdelkebir Khatibi, escritor y poeta marroquí

En las literaturas magrebíes de lengua francesa, partícipes de la literatura universal, que están entroncadas, especialmente, en la literatura francesa y en la árabe, destaca el marroquí Abdelkebir Khatibi, cuyo nombre significa Siervo del Poderoso. Oriundo de Al Yadida, así rememora su nacimiento en su pionera e innovadora obra Le roman maghrébin: "Nacido el día del Aíd el Kebir, mi nombre sugiere un rito milenario y me llega a suceder, en esa ocasión, que imagino el gesto de Abraham degollando a su hijo".

Su obra engloba el ensayo, la novela, el poema, el teatro, y su escritura metafórica y filosófica se apoya en un gran proyecto de cultura plural. Khatibi, al igual que Rilke, Cocteau y Nerval, se realiza en el desierto del espíritu para intentar afirmar, más allá de la identidad y de la diferencia, la reconciliación con un yo dividido.

Lejos de una conducta nihilista y desesperada, este gran sociólogo, que se interesa también por la semiología, elabora, a través de un trabajo de descentramiento intelectual, una síntesis entre el hombre y el universo, sobre todo en el Magreb en el que la literatura está marcada por "la ruptura entre el relato árabe tradicional y la novela de inspiración occidental", y en el que los autores -en general- conocen "las tensiones perturbadoras del bilingüismo", señala en la citada obra Le roman maghrébin, estudio imprescindible sobre estas literaturas, al igual que su magnífico texto La mémoire tatouée.

Escritura sobre el deseo

En La blessure du nom propre (1974), el escritor se pone "a la escucha de la cultura popular árabe", intentando desvelar "el verdadero cuerpo" al establecer cinco sistemas de signos: signos gráficos como el tatuaje, la caligrafía, signos orales como los proverbios, los cuentos y, finalmente, la semiótica erótica de El jardín perfumado. Le Lutteur de classe à la manière taoïste son poemas en los que es preciso meditar "sobre el giro del doble lenguaje". Le livre du sang es una obra de amor y ruptura. Drama de la belleza equiparada al mal, desgarro íntimo que provoca la escritura y que, al mismo tiempo, intenta velar. Persecución de un sueño de indivisión en un éxtasis final que puede ser la calcinación y la petrificación en la muerte.

De notable escritura poética es Amour bilingue, que trata del bilingüismo -como experiencia entre dos lenguas- y del amor -como desposeimiento de uno mismo-. Esa escritura de Khatibi está atravesada por la relación de lo que sucede entre dos seres y por lo que brota en su proximidad: entre ilusión y desilusión, el juego de la escritura amorosa no es más que una interrogación de esos "primeros estremecimientos, que existen en el juego de hablar juntos". Par-dessus l'épaule son fragmentos sobre "un psicoanálisis personal", aprehensión del secreto entre el principio masculino y femenino.

En Le même livre, Abdelkebir Khatibi y Jacques Hassoun mantienen una correspondencia tras haber leído, respectivamente, sus obras. Y Correspondance ouverte es un diálogo novedoso en el mundo árabe entre Khatibi y la escritora Rita el Khayat.

Khatibi, sirviéndose del texto filosófico del Tao te King, diluye su propio pensamiento, haciendo que éste fluya en esa metamorfosis de música y lenguaje -que es la poesía- donde el verso se ha convertido en canto polifónico. Premiado internacionalmente, era miembro de la Unión de Escritores de Marruecos, desde 1976, redactor jefe del Boletín Económico y Social de Marruecos y luego director de la revista Signes du Présent.

Sus profundos ojos verdes se cerraron para siempre el pasado 16 de marzo por la mañana, en Rabat. Tenía 71 años. Por las aceras de Madrid y por el hotel Victoria aún flota su recuerdo y resuenan sus palabras, cuando vino acompañado de un elenco de escritores magrebíes, hace ya más de una década. Entonces me habló de la influencia -entre otros- de Nietzsche y de Baudelaire en su obra, y añadió: "Mi escritura es un trabajo que se basa en el deseo".

Leonor Merino es doctora en la Universidad Autónoma de Madrid y autora de Encrucijada de literaturas magrebíes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de marzo de 2009