Reportaje:

Ríos de pinta por San Patricio

El cantautor dublinés Garret Wall celebra en Madridcon sus paisanos el patrón de los irlandeses

Un patrón tan jaranero como San Patricio bien merece unas mínimas atenciones rituales. El cantautor dublinés Garrett Wall celebraba ayer la fiesta nacional de su país, diez años de residencia en Madrid y la publicación de su nuevo disco sencillo, Is there no freedom? Así que se esmeró con la liturgia: prendió de la americana un trébol verde de la suerte y a media mañana pasó por Finbar's, en Argüelles, para tomarse la primera y más importante pinta del día. Iba a la salud de otro Patrick, su padre, fallecido hace un par de años.

A eso de las ocho de la tarde, una evidencia: lo de compartir una cerveza negra con los amigos puede resultar gozoso, pero no precisamente original. La taberna de la calle Marqués de Urquijo es un hervidero multicultural de irlandeses nostálgicos, Erasmus guaperas y población autóctona de ésa que, habiendo coartada festiva, se apunta a un bombardeo. Y al final de la barra, Wall -un pelirrojo de 40 años y bigote quevedesco- pide otra pinta sin reprimir una sonrisa de euforia: Is there no freedom, a dúo con Lúa, la cantante de We Are Balboa, acaba de sonar en Radio 3. Justo antes de unos paisanos suyos bastante conocidos: U2.

Garrett desembarcó en Madrid en 1999 por esas cosas del amor y ya no concebiría emprender el camino de regreso. Daba clases de inglés, aprendió castellano a trompicones y vagaba con sus canciones de garito en garito, pero lo que le permitió pagar las facturas fue la publicidad. "Debuté cantando Libre, de Nino Bravo, para un anuncio de Amena. Aún no sabía español y me tuve que hacer una transcripción fonética, pero ellos se tronchaban con mi acento guiri". Desde entonces ha puesto voz a los reclamos de Movistar, Iberia o la MTV, y hasta compuso la última melodía veraniega de la horchata Chufi. Qué cosas: el futuro comercial de la bebida mediterránea pasa por la inspiración de un genuino bucanero atlántico.

"Irlandeses y españoles nos parecemos bastante", asume Wall tras dejar reposar su cerveza, como mandan los cánones. "Somos los latinos del norte, y tanto en Madrid como en Dublín resulta sencillo ejercer la bohemia. Pero aquí han comprendido mejor que se trabaja para vivir, y no a la inversa. Por eso mis paisanos llevan peor esto de la crisis".

The Garrett Wall Band toca mañana, 19 de marzo, a las 22.30 en El Sol (Jardines, 3; metro Gran Vía). 12 euros.

El músico Garret Wall, en el <i>pub</i> irlandés FInbar&#39;s
El músico Garret Wall, en el <i>pub</i> irlandés FInbar&#39;sCLAUDIO ÁLVAREZ

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS