Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

San Sebastián eliminará su principal salida actual a la A-8

La Diputación acepta suprimir el viaducto de Carlos I

La Diputación de Guipúzcoa y el Ayuntamiento donostiarra anunciaron ayer su decisión de eliminar parcialmente el polémico viaducto de Carlos I, por el que se accede al barrio donostiarra de Amara desde la autopista A-8. La fórmula acordada finalmente para reordenar el intenso tráfico de este vial -tiene dos carriles de salida a la variante de la A-8 y otros dos de entrada a Amara- consistirá en la supresión del tablero de salida y modificar los que dan acceso a la ciudad. Las obras comenzarán en 2011, cuando estén finalizadas otros proyectos viarios de gran relevancia para San Sebastián, como el segundo cinturón, la autovía del Urumea y la conexión de la A-8 con Martutene a través de los hospitales.

El acuerdo institucional permitirá reducir el tráfico en un 75%

El acuerdo institucional fue explicado por el diputado de Infraestructuras Viarias, Eneko Goia; el alcalde donostiarra, Odón Elorza, y el concejal de Movilidad, Ernesto Gasco. La solución elegida, tras rechazar cuatro estudiadas, supone mantener los dos carriles entrada como en la actualidad, aunque a una cota más baja para reducir el impacto sobre los vecinos. El tráfico de salida se desviará por un nuevo acceso a la variante que se construirá por detrás del Palacio de Hielo y el Velódromo.

Los responsables institucionales consideran que la puesta en funcionamiento de los nuevos ejes viarios reducirán en un 50% el número de vehículos (más de 40.000 diarios) que acceden a San Sebastián por Amara. Con la supresión de parte del viaducto, la circulación disminuirá en un 75%.

El coste de las obras será costeado por la Diputación y el consistorio financiará la reurbanización de Carlos I, donde se aumentarán las plazas de aparcamientos y las zonas para el esparcimiento.

Por otro lado, las Juntas Generales de Guipúzcoa estudiarán la posibilidad de extender el sistema de descuentos en las autopistas A-8 y AP-1 a los usuarios que, no siendo residentes en esta provincia, trabajan en ella y utilizan diariamente estas carreteras. La propuesta, formulada por Aralar, fue aprobada por unanimidad. La iniciativa también contempla negociar con Vizcaya la obtención de los mismos descuentos en sus autopistas para los conductores guipuzcoanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de marzo de 2009