Falsos cicerones reinventan la historia

Los guías oficiales se quejan del intrusismo y la falta de profesionalidad en el sector

Tras casi cinco horas de paseo por la ciudad, Daniel recibe las propinas del grupo de veinteañeros a los que ha enseñado Madrid. Una escocesa se le acerca tímida y se disculpa mientras le da unas monedas. El resto de los 15 turistas, entre los que ha estado la periodista, han alargado algún billete, de 5 o 10 euros, para el que ha sido su guía, con el que han terminado muy contentos. La escena se produce frente al Congreso de los Diputados, donde Daniel, nacido en España pero que siempre ha vivido en EE UU, ha explicado la transición en unos minutos y a grandes rasgos: "El Rey sustituyó a Franco como dictador" y "decidió establecer la democracia".

El tour turístico había comenzado a las once de la mañana en Sol, donde se habían congregado algunos guías oficiales de la Comunidad. Llevan casi un mes protestando por "el intrusismo" de Sandeman's, empresa nacida en Berlín en 2004, con rutas turísticas en 11 ciudades del mundo y que desde junio pasado trabaja en Madrid. La Policía Municipal le pidió la documentación a Daniel, que les enseñó su pasaporte español, y le solicitó su carné de guía. Pero no tiene. Los guías, con carteles de "Piratas del turismo", acompañaron el primer paseo del tour. "¿Carlos III construyó el Prado? Pues ahora me entero", comentaron con sorna con el desliz del guía de Sandeman's. El edificio se construyó por orden de Carlos III, pero fue su nieto, Fernando VII, quien finalmente lo destinó al museo.

Un joven cuenta a los turistas que el mismísimo Franco mató a Lorca

Los guías oficiales se quejaron ya en el verano ante la Delegación de Turismo y desde principios de febrero han pasado a la acción. "Denunciamos a pie de calle a estos intrusos para informar a la gente", explica José Ignacio, un guía oficial. La Comunidad ya ha abierto un expediente a Mymadridfreetour, otra empresa con jóvenes que enseñaban la ciudad y que asegura haber cesado su actividad, y a Sandeman's. "Hasta que no nos digan qué ley estamos infringiendo, seguiremos", asegura Juan Pablo Sarmiento, otro guía de Sandeman's. Él prefiere llamarse "acompañante" para evitar problemas. El presidente de la multinacional, Chris Sandeman, ha estado hace poco en Madrid. Aseguró que el decreto que regula a los guías turísticos habla de actividad "habitual y retribuida" y que ellos no entran en esta categoría, por lo que están tranquilos ante el expediente. Juan Pablo asegura que no cobran, sólo reciben "propinas voluntarias", que pueden oscilar "entre 15 y 120 euros".

"Ser guía de turismo no es un entretenimiento", protesta Susana Verdugo, presidenta de la Asociación Profesional de Guías de Turismo, "nosotros tenemos que tener una formación y pasar unas pruebas de la Comunidad". En Madrid hay 803 guías oficiales, licenciados que consiguieron su carné tras pasar tres exámenes eliminatorios. El intrusismo en el sector turístico puede acarrear una multa de 3.000 hasta 300.000 euros. En la Comunidad hay 20 inspectores de Turismo.

Para trabajar con Sandeman's "hay que leer tres o cuatro libros de historia española y de Madrid para pasar una prueba" explica Juan Pablo, que lleva once meses en Madrid. Los siete trabajadores que tiene ahora Sandeman's son "jóvenes europeos licenciados y bien preparados" de paso en la capital. La empresa se ha reunido con Susana Verdugo para intentar colaborar y exigir que los guías "no sigan insultando y vejando" a sus trabajadores. El empresario se ha comprometido en una carta a contratar a guías oficiales a partir de abril, pero como por ahora sigue con los tours gratuitos, hasta entonces los guías oficiales seguirán protestando.

Los jóvenes, estadounidenses, australianos o chilenos, comentan lo bien que lo están pasando en el paseo que empezaron con el "acompañante" Daniel. El tour sigue por la plaza Mayor, el barrio de las Letras... Ante la figura de Federico García Lorca, y después de glosar el flamenco y los toros como "typical spanish", Daniel afirma que fue el mismísimo Francisco Franco el que mató al poeta en Granada.

Guías turísticos protestan en la Puerta del Sol contra el intrusismo profesional en el sector.
Guías turísticos protestan en la Puerta del Sol contra el intrusismo profesional en el sector.ULY MARTÍN

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 15 de marzo de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50