Una ola de protestas y disturbios hunde Pakistán en el caos

Zardari acepta restituir al presidente del Supremo depuesto por Musharraf

El presidente de Pakistán, Asif Ali Zardari, cedió anoche, tras los incidentes más graves en tres semanas de protestas, y accedió a restituir al ex presidente del Tribunal Supremo Muhammad Iftikhar Chaudhry y a los otros jueces depuestos por Pervez Musharraf, para intentar poner fin a la crisis política que atenaza el país. Así lo anunció, poco antes de las seis de la mañana (madrugada en España), su primer ministro, Yusuf Raza Gilani. Era una de las principales exigencias del líder de la opositora Liga Musulmana de Pakistán (PML-N), Nawaz Sharif, que había capitalizado la marcha a Islamabad organizada por las asociaciones de abogados y los islamistas de Jamaat Islami para reclamar la rehabilitación.

Más información

Las protestas habían degenerado ayer en violentos disturbios en Lahore, la segunda ciudad del país. Sharif denunció una orden de arresto domiciliario y pidió a sus seguidores que salieran a la calle para apoyar la marcha de los abogados, que hoy debía culminar con una sentada frente al Parlamento, en Islamabad. El pulso entre ambos políticos ha puesto en peligro el frágil Gobierno.

La vuelta a sus puestos de los magistrados se hará efectiva el próximo día 21. "Anuncio la restitución de todos los jueces depuestos, incluido Iftikhar Chaudhry, de acuerdo con la promesa hecha por el presidente de Pakistán y por mí mismo", afirmó Gilani, informa Reuters.

El viudo de la ex primera ministra Benazir Bhutto prometió rehabilitar a los jueces cuando accedió a la presidencia el pasado septiembre, pero no lo hizo. A decir de algunos analistas, Zardari teme que Chaudhry anule el pacto que alcanzó con el dictador para archivar las acusaciones de corrupción que pesan sobre él y su esposa asesinada. Cientos de abogados celebraron anoche la prevista restitución ante la residencia de Chaudhry en Islamabad.

"Ha llegado la hora de que marchemos juntos. No pueden detenernos", había arengado Sharif durante el día a los cientos de partidarios que se habían congregado frente a su domicilio, según Dawn Television. "El arresto domiciliario es ilegal e inmoral", insistió antes de subirse a un todoterreno para unirse a la protesta, que ya se había tornado violenta en varios puntos de la ciudad.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Las imágenes mostraban cómo la policía disparaba gases lacrimógenos a los manifestantes, que lanzaban piedras. Varios agentes resultaron heridos. Los incidentes son los más graves desde que hace tres semanas el Tribunal Supremo inhabilitara para cualquier cargo electo al ex primer ministro Sharif y a su hermano Shahbaz, hasta entonces jefe del Gobierno regional de Punjab, del que Lahore es la capital.

La capital paquistaní amaneció ayer tomada por las fuerzas de seguridad y con sus accesos bloqueados para impedir que la marcha llegase hoy al Parlamento. La semana pasada las autoridades detuvieron a cientos de opositores. El enfrentamiento entre Sharif y Zardari amenaza con paralizar el Gobierno y distraerle de la lucha contra los talibanes. EE UU y otros países occidentales han presionado a ambos para que encuentren una salida negociada.

Partidarios del líder opositor Nawaz Sharif, durante los disturbios en Lahore.
Partidarios del líder opositor Nawaz Sharif, durante los disturbios en Lahore.ASSOCIATED PRESS
Los disturbios en la ciudad pakistaní de Lahore se han incrementado en las últimas horas. Cientos de manifestantes se enfrentaban a la policía para conseguir la libertad de Nawaz Shafir, principal líder de la oposición. El político de Pakistán ha sido condenado a arresto domiciliario al encabezar diferentes marchas antigubernamentales. Los enfrentamientos de Sharif con el presidente pakistaní amenazan con paralizar las políticas económicas del país. También la retirada de militares talibanes en la frontera afgana podría verse afectada. Sharif ha denunciado este arresto como algo 'ilegal', y salido de su casa rodeado de una multitud de personas que ondeaban banderas. Así, se han dirigido a una marcha que se ha vuelto cada vez más violenta.VNEWSundefined

Sobre la firma

Ángeles Espinosa

Corresponsal para los países ribereños del golfo Pérsico, ahora desde Dubái y antes desde Teherán. Especializada en el mundo árabe e islámico. Ha escrito El tiempo de las mujeres, El Reino del Desierto y Días de Guerra. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense (Madrid) y Máster en Relaciones Internacionales por SAIS (Washington DC).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción