Reportaje:MÚSICA | Discos

Óperas que renacen

Hay músicos que luchan contra la rutina sin hacer ruido y se imponen como meta artística sacar del olvido auténticas joyas enterradas por el paso del tiempo. El director Juan Bautista Otero es uno de esos infatigables buscadores de tesoros ocultos y, en su doble faceta de investigador e intérprete, lleva muchos años entregado a la recuperación del legado del compositor catalán Domènec Terradellas (Barcelona, 1713-Roma, 1751), uno de los grandes maestros de la escuela napolitana, cuya obra, apenas conocida, asombra por su inspiración melódica, virtuosismo e irresistible expresividad vocal. Basta escuchar Artaserse, ópera seria estrenada en Venecia en 1744, con libreto de Pietro Metastasio, recuperada, editada y grabada por Otero al frente de su grupo -la Real Compañía Ópera de Cámara-. Es el pistoletazo de salida de un ambicioso proyecto, la primera grabación mundial de tres de sus más relevantes óperas: la trilogía continuará este año con Sesostri, re d'Egitto y en 2010 verá la luz Merope. La inspiración melódica, el sentido dramático, el canto más exquisitamente virtuoso al servicio de la expresión son cualidades que brillan en esta extraordinaria versión dirigida con una sabia mezcla de inspiración y rigor estilístico. En el equipo vocal destacan las estupendas prestaciones de Anna Maria Panzarella, Céline Ricci, Sunhae Im y Marina Comparato. El tenor Agustín Prunell-Friend completa con bellos medios el reparto.

Otro cazador de tesoros es el clavecinista y director Christophe Rousset, que firma la primera grabación de Il Califfo di Bagdad, estimulante ópera del compositor andaluz Manuel García (Sevilla, 1775-París, 1832). Tenor rossiniano de leyenda, empresario, compositor y maestro, y padre de dos divas de la ópera romántica, Maria Malibran y Pauline Viardot, Manuel García es una gloria del belcanto con acento español. Contribuyó como nadie a la difusión internacional de Rossini y esa afinidad con el mundo rossiniano es una de las muchas sorpresas que encierra Il Califfo di Bagdad, ópera buffa en dos actos, con libreto de Andrea Leone Tottola, estrenada en Nápoles en 1813. La chispeante lectura de Rousset, que sigue la edición de Alberto Blancafort, se grabó en 2007 en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, y cuenta con la jugosa actuación de Les Talents Lyriques y un sólido equipo vocal donde sobresale poderosamente el tenor José Manuel Zapata. Las mezzosopranos Manuela Custer y Milena Storti, la soprano Anna Chierichetti, los barítonos Mario Cassi y David Rubiera y el tenor Emiliano González Toro completan el reparto.

Otra joya del pasado que renace también en primera grabación mundial es La conquista di Granata, bella e intensa ópera del navarro Emiliano Arrieta (Puente de la Reina, 1823-Madrid, 1894), de estilo romántico e italianizante, grabada en 2006 en el Teatro Real de Madrid, bajo la atenta y bien calibrada dirección de Jesús López Cobos. Ópera vibrante, con ecos del primer Verdi y una brillantez orquestal y vocal que tiene sus principales bazas en la elegancia y arrojo del tenor José Bros, y el virtuosismo y encanto de la soprano Mariola Cantarero, primeros espadas de un impecable reparto en el que figuran Ana Ibarra, Àngel Òdena, Alastair Miles, María José Suárez, David Rubiera y David Menéndez.

Artaserse. Domènec Terradellas. RCOC. Il Califfo di Bagdad. Manuel García. Archiv Produktion. La conquista di Granata. Emiliano Arrieta. Dynamic.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0013, 13 de marzo de 2009.

Lo más visto en...

Top 50