El pistolero de Alabama mató a su madre y la quemó

El agresor, que acabó con la vida de 10 personas, guardaba una lista negra

La policía de los condados de Coffee y Geneva, en una deprimida zona rural del sur de Alabama, intenta averiguar las razones que llevaron a Michael McLendon, de 28 años, a asesinar el martes a su madre, exhibir su cuerpo en la calle rodeado de perros muertos y quemarla antes de emprender una cacería de 38 kilómetros, armado con dos rifles de asalto y una pistola del calibre 38, con los que disparó 200 balas y mató a otras nueve personas antes de quitarse la vida.

El fiscal del caso, Gary McAliley, dio ayer una pista más que ilustra el extraño carácter del asesino: McLendon guardaba en casa "una lista de personas que se habían portado mal con él", en la que también figuran dos empresas para las que había trabajado: Reliable Metal, donde se quitó la vida, y Kelley's Food, empresa que fabrica salchichas y que abandonó la semana pasada.

El portavoz de Kelley's Food le definió como "una persona callada que nunca tenía mucho que decir".

El sangriento rastro de McLendon comenzó en el hogar de su madre, en Kinston, donde disparó a sus cuatro perros. Luego la asesinó a ella, arrastró su cuerpo hasta la calle y construyó una macabra escena: la sentó en un sofá y colocó el cuerpo de un perro en su cabeza, otro a sus pies y los otros dos debajo del mueble. Luego lo roció todo con gasolina y le prendió fuego.

A continuación, condujo hasta la casa de unos parientes en Samson, donde disparó a su abuela, a su tío, a dos primas y a una familia que estaba de visita: Andrea Myers, de 31 años, esposa del teniente del sheriff Josh Myers, y sus dos hijas, Corinne Gracy, de un año, y Ella Kay, de tres meses. Sólo se salvó esta última: "Una vecina corrió al porche, cogió a mi bebé y la salvó", dijo ayer el padre. "Se supone que a quien le tienen que disparar es a mí, no a mi familia", exclamó, muy tenso.

McLendon abandonó el lugar del crimen en su coche, tomando la carretera 52, donde disparó a un agente de policía antes de chocar contra el coche de éste en siete ocasiones. Luego paró en la tienda Samson Pipe and Supply y en una estación de servicio, asesinando a tres personas más.

"Posteriormente fue perseguido hasta la fábrica de Reliable Metal, a tres kilómetros de Geneva, donde disparó a la policía en 30 ocasiones", según el Departamento de Seguridad Pública de Alabama. Una de las balas "rozó al jefe de policía de Geneva, que no sufrió heridas graves por su chaleco antibalas". A continuación, McLendon entró en la nave, donde se oyeron disparos. Los agentes le encontraron muerto.

Últimos tiroteos

- Un hombre disfrazado de Papá Noel mata a nueve personas y se suicida en Los Ángeles durante la Nochebuena de 2008.

- Un joven asesina en Nebraska a ocho clientes de un centro comercial y se suicida (diciembre de 2007).

- Un universitario mata a 32 estudiantes y profesores en un campus de Virginia y se quita la vida (abril de 2007).

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 11 de marzo de 2009.

Lo más visto en...

Top 50