Reportaje:

Contador: el orgullo y el cálculo

Fulgurante ataque a lo Merckx en una tachuela de la París-Niza

Dice la leyenda que siempre que veía una pancarta en la lejanía, Eddy Merckx, el caníbal, aceleraba por si acaso y un Primero de Mayo en la Vuelta atacó para pasar el primero debajo de una pancarta del partido comunista. Era cuestión de orgullo, y de soberbia.

Más que las pancartas, cosa de sprinters, a Alberto Contador, un escalador a lo Bahamontes, le gustan las cuestas, y siempre que se acerca a una pendiente el cuerpo le pide marcha. Puede pasarle en los Alpes, en los Pirineos, en los Dolomitas y hasta en los modestos terceras del macizo del Pilat que rodea Saint Étienne, como ayer en la Rochetaillée. Iba escapado Vandevelde, un americano. Faltaban ocho kilómetros, dos de subida, seis de bajada, cuando, dejándose llevar por un momento de inspiración nacido tanto de su amor por el espectáculo, como de su orgullo -la víspera, bajo la lluvia y un vendaval, había sucumbido a un abanico: sólo la ayuda de Moreau, que lo acogió en su rueda le salvó de perder más del minuto que finalmente cedió a Chavanel-, como del cálculo, Contador se inventó un ataque fulgurante que obligó a todo el pelotón a mirar para otro lado.

Los más fuertes aumentaron poco a poco el ritmo y en el descenso le capturaron. Entre ellos estaban Samuel Sánchez y Luis León, que pinchó al final. Otros, como Chavanel, aún no recuperado del esfuerzo de la víspera, no pudieron enlazar. "No lo tenía pensado, decidí probar sobre la marcha para ver cómo iba la gente", dijo Contador. "Al final ha sido un día mejor de lo que pintaba, he conseguido sorprender a Chavanel".

Fue, tras el lluvioso prólogo en el que voló a 50 por hora, la segunda exhibición de Contador en la París-Niza, una carrera hecha a la medida de corredores agresivos que le es cara al corazón. Allí se rebeló en 2004, 21 añitos, con un ataque en el col d'Éze: sólo un incidente con el pedal evitó una victoria en Niza que finalmente se apuntó Vinokúrov. En 2007 consiguió Contador una victoria final que en la actual edición, que acaba el domingo, se decidirá mañana en la subida a Lure.

Clasificación 4ª etapa: 1. C. Vandevelde (EE UU / Garmin), 4h 01m 31s. 2. J. Hivert (Fra. / Skil), a 14s. General. 1. S. Chavanel (Fra./Q.Step) 13h 31m 36s. 2. J. M. Gárate (Rabobank), a 6s. 4. A. Contador (Astana), a 36s.

El ataque de Contador ayer
El ataque de Contador ayerEFE

Sobre la firma

Carlos Arribas

Periodista de EL PAÍS desde 1990. Cubre regularmente los Juegos Olímpicos, las principales competiciones de ciclismo y atletismo y las noticias de dopaje.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS