Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP desautoriza la moción de censura de sus ediles en Nanclares

Amenaza con expulsarles si votan con el PNV contra el alcalde socialista

La dirección del PP de Álava insistió ayer en su rechazo a la moción de censura que los tres concejales de su formación en Iruña de Oca promueven con otros dos independientes y el único edil del PNV, que se presenta como candidato, contra el alcalde, el socialista Javier Martínez. El PSE gobierna en minoría con sus cuatro representantes y el respaldo parcial del corporativo de Iruñako Ezkerrak. Martínez afirmó que esta medida responde más a intereses en el debate que se vive en el Consistorio sobre el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que a motivaciones políticas.

El secretario general del PP alavés, Javier de Andrés, recordó que se viven otras circunstancias políticas en estos momentos. "Los concejales de Iruña de Oca no cuentan con el respaldo de la dirección para ese pacto con el PNV. Corren nuevos tiempos políticos en el País Vasco y, si no se retira la moción, se tomarán las medidas oportunas", apuntó. La ejecutiva del PNV no ve con malos ojos, dada la coyuntura política, esta iniciativa. El concejal popular Félix López confirmó a este diario que la moción de censura, prevista para el próximo 14 de marzo, se mantiene. "Somos cuatro fuerzas políticas que formamos la mayoría y no aguantamos más la prepotencia del alcalde ni el uso indebido de fondos municipales", explicó.

Los concejales populares critican la "prepotencia" del regidor del PSE

El Ayuntamiento de Iruña de Oca, formado por varios pueblos, tiene su capital en Nanclares, donde está prevista la construcción de un nuevo centro penitenciario, que sustituirá a la actual cárcel, según confirmó hace tres semanas la secretaria general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo. Esta nueva infraestructura se encuentra en el fondo de la moción de censura, aunque según la oposición el principal problema es la "prepotencia" de Javier Martínez.

"¿Con qué prepotencia hemos podido sacar adelante el programa un equipo de gobierno con cuatro de los 11 concejales del pleno?", se preguntaba ayer sorprendido el primer edil, en referencia a la puesta en acción de iniciativas como el nuevo Juzgado de Paz, la escuela infantil o viviendas de protección oficial. "Me temo que hay intereses espurios para intervenir en el diseño del PGOU en beneficio de particulares porque nosotros siempre hemos trabajado en beneficio de todos los ciudadanos de Iruña de Oca", indicó.

La oposición censura el abuso de llamadas que el teniente de alcalde, Miguel Ángel Montes, ha realizado con su teléfono móvil oficial: más de 2.500 euros facturados en seis meses. "En su momento reconocí ese dispendio y se le obligó a devolver la parte correspondiente a gasto personal, 1.500 euros, como así ha sido", aclaró Martínez. La oposición insiste en que la malversación de fondos públicos es más grave, como aseguran que revelarán en el pleno del próximo día 14.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de marzo de 2009