Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un amigo de los ex ediles de Ciempozuelos cobró comisiones

La instrucción del caso Ciempozuelos está ya en su recta final. El juez tomó ayer declaración al último de los empresarios que, según el magistrado, podrían haber utilizado sus sociedades como "instrumentos para adquirir, convertir, transmitir, ocultar o encubrir bienes de origen ilícito". Se trata de Francisco Javier Marazuela, amigo personal de los ex alcaldes socialistas de Ciempozuelos imputados, Pedro Torrejón y Joaquín Tejeiro, y dueño de media docena de sociedades.

Javier Marazuela reconoció ayer al juez que cobró comisiones millonarias de varias empresas por la compra de suelo en Ciempozuelos.Entre estas empresas está la inmobiliaria Bitango, cuyo administrador está también imputado en la trama.

Según las investigaciones de la Fiscalía Anticorrupción, las sociedades de Marazuela pagaron y cobraron importantes cantidades de las empresas Comernet Green y Urbego, dirigidas por empresarios también imputados en el caso Ciempozuelos, así como de Pradogest, cuya administradora es la mujer del ex alcalde Pedro Torrejón, al que incluso compró una vivienda.

A las puertas del Juzgado número 2 de Valdemoro, que instruye el caso, el abogado del PP, que ejerce la acusación, situó a Marazuela como "el principal testaferro" de los ex alcaldes y criticó que el imputado "no ha sido capaz de explicar en concepto de qué se realizaban los cobros y pagos en el seno de todo este entramado societario". Los letrados de los dos ex alcaldes señalaron que no se ha podido demostrar ningún indicio de que "este flujo económico estuviese orientado a los alcaldes Torrejón y Tejeiro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de marzo de 2009