Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camacho admite que hubo cupos para la detención de inmigrantes

Se establecieron cupos de inmigrantes irregulares que debían ser detenidos, pero sólo "en cuatro o cinco comisarías", reconoció ayer el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho. Aquello "pudo haber sido un error operativo", admitió, pero "el problema se solucionó inmediatamente".

Camacho compareció ayer ante la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados para dar cuenta de la situación en la frontera de Melilla con Marruecos. Desde el verano de 2008 se han producido allí numerosos incidentes entre la policía española y transeúntes y aduaneros marroquíes. Una veintena de agentes españoles han resultado heridos.

El portavoz de Interior del PP, Ignacio Cosidó, recordó a Camacho que la orden fijando aquellos cupos de inmigrantes a detener y otorgando la prioridad a los irregulares marroquíes "colabora muy poco a la mejora y al buen clima que debe presidir las relaciones" con Marruecos.

"No es cierto que afectara a determinadas nacionalidades por encima de otras", le replicó Camacho. El ministro de Exteriores marroquí, Taieb Fassi Fihri, denunció hace dos semanas el "trato vejatorio" dado por la policía española a sus inmigrantes.

El número dos de Interior insistió en que la frontera melillense "funciona de una manera muy razonable con relación a la excepcionalidad de la misma" porque "divide a dos mundos muy diferentes". Desmintió que "se pueda hablar de una situación de deterioro grave en la frontera" de un tiempo a esta parte.

Hace exactamente un mes los sindicatos policiales pidieron al jefe superior de policía de Melilla que se arbitren medidas para evitar que los agentes destinados en la frontera sigan siendo agredidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de marzo de 2009