Tres días sin calefacción en el hospital de La Paz

Sin calefacción ni agua caliente durante tres días seguidos. Así ha estado el fin de semana y el lunes el edificio principal del hospital de La Paz (con 1.300 camas instaladas), donde están ingresados centenares de pacientes. "Ha hecho un frío invernal. A los enfermos los hemos lavado como antaño, con palangana, y les hemos tenido que cubrir de mantas. Si se acababan, les poníamos toallas en los pies", relata una auxiliar de enfermería.

El hospital había anunciado un corte de calefacción para reparar varias fugas de agua. Estaba previsto detener la central térmica que da servicio a todo el complejo el sábado y el domingo, pero hubo una complicación. Se encontró una nueva fuga que obligó a prolongar el corte un día más en el edificio general. "La parada se hace todos los años, por mantenimiento, porque la instalación es antigua, del año 64", explicó una portavoz del centro.

Pacientes y trabajadores se arreglaron como pudieron. "Los familiares de algunos enfermos trajeron calefactores pequeños para calentar las habitaciones", cuenta una auxiliar de cirugía general. "A los demás los cubríamos de mantas y se ponían gorros y guantes. Muchos lo pasaron mal porque además estaban operados del viernes", añade. Las enfermeras trabajaron "con la chaqueta puesta", dice una empleada: "Y alguna con las chaquetas del pijama de los enfermos encima".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS