Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La producción de vehículos cae un 53% en enero

Bruselas pide que las ayudas no fomenten el proteccionismo

El año pasado terminó mal y este comienza mucho peor. Si en 2008 la producción de vehículos cayó el 12%, en enero ese descenso fue del 53% respecto del mismo mes del año anterior, el mayor retroceso de la historia. En enero se fabricaron en las 18 plantas españolas un total de 123.762 vehículos.

Ninguna modalidad se salva de la quema. En turismos, el renglón de mayor volumen, el descenso fue del 50% con menos de 99.000 turismos fabricados. La producción de vehículos industriales tuvo un descenso mayor con un retroceso del 55,5% y 24.772 vehículos fabricados.

Este brusco descenso viene motivado por la escasez de la demanda tanto en Europa como en España, que ha llevado a la aplicación de Expedientes de Regulación de Empleo temporales en casi todas las factorías españolas.

La exportación de vehículos descendió un 50,7% con 105.154 unidades. En cuanto a los turismos, las cifras de exportación muestran un descenso del 47,4% con 83.270 unidades. Se exportaron el 85% de los vehículos producidos. En vehículos industriales, las ventas al exterior cayeron el 52,2%.

La patronal Anfac alberga una pequeña esperanza para 2009 al afirmar que las medidas de incentivo a la demanda que se han tomado ya en ocho países de la UE (Francia, Alemania, Italia, Rumania, Austria, Portugal, Luxemburgo y Chipre) harán posible una cierta mejoría. Además, recuerda que otros ocho (Bélgica, República Checa, Grecia, Hungría, Polonia, Eslovaquia, Países Bajos y Reino Unido) están considerando seriamente su implantación. La asociación Anfac reclama estas medidas directas a la compra de coches para el mercado español.

Ayer la Comisión Europea (CE) alertó de que alrededor de 400.000 empleos directos del sector europeo están en el aire. La CE recordó ayer a los Gobiernos que son ellos, más que Bruselas, quienes deben poner en marcha la batería de medidas para el socorro del sector.

Bruselas sólo vigilará que las eventuales intervenciones no caigan en el proteccionismo ni interfieran con el principio de libre competencia. "Está claro que el proteccionismo no es lo que el sector ni los europeos necesitan", subrayó la comisaria de Competencia Neelie Kroes. La comisaria y el vicepresidente de la Comisión para Industria, Günter Verheugen, presentaron ayer en Bruselas el documento que en marzo someterán a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE con estrategias a seguir en el que recuerdan que "el principal instrumento para ayudar al sector está en manos de los Estados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de febrero de 2009