Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Ínsula' recuerda el homenaje a Machado en Collioure en 1959

Ocurrió hace 50 años. Un grupo de poetas españoles rindieron homenaje a Antonio Machado en Collioure (Francia). El acto se celebró el 22 de febrero de 1959 en la ciudad donde murió el poeta sevillano tras salir al exilio. Los escritores españoles reunidos en Collioure homenajeaban a Machado en el 20º aniversario de su muerte. La derrota republicana condujo al autor de Campos de Castilla a Collioure. La revista Ínsula dedica su número de enero-febrero al acto de 1959.

Este número monográfico de la revista literaria -en concreto, el 745-746- fue presentado ayer en la Casa de la Provincia de Sevilla ante cerca de un centenar de personas. Alfonso Guerra, diputado socialista por Sevilla y ex vicepresidente del Gobierno, y Araceli Iravedra, profesora y coordinadora del monográfico de Ínsula, presentaron la revista. El monográfico ha contado con el patrocinio de la Fundación José Manuel Lara.

Los poetas que se reunieron en Collioure para honrar a Machado -el 70º aniversario de cuya muerte se cumple este año- forman parte hoy de la historia de la literatura española. Constituyen la espina dorsal del grupo poético de los años cincuenta, que unió el respeto por la palabra más aquilatada al compromiso social. Blas de Otero, inmenso escritor de la posguerra, ofició como hermano mayor del resto de poetas (los adscritos al grupo de los años cincuenta). Sus nombres son conocidos: José Agustín Goytisolo, Ángel González, José Ángel Valente, Jaime Gil de Biedma, Alfonso Costafreda, Carlos Barral y José Manuel Caballero Bonald. Todos fueron hasta la tumba de Machado para honrar su poesía y su vida, a la vez que mostraban su rechazo a la dictadura de Franco.

En este número especial de Ínsula han participado Carme Riera, Miguel Ángel García, Leopoldo Sánchez Torre, José Manuel Caballero Bonald y Luis García Montero, entre otros escritores y especialistas.

Alfonso Guerra recordó la significación que tuvo la muerte de Machado. "Su sacrificio, pasión y muerte por la causa de la República convirtieron a Machado en un santo laico", dijo Guerra, que hizo alusión a "las vueltas y revueltas" que ha vivido la memoria del poeta. Guerra señaló que, tras fases de "exaltación" y "menosprecio", la poesía de Machado vuelve a ser apreciada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de febrero de 2009