Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Barra libre para el despido

Nos acercamos a los 3.500.000 parados y todo indica que la sangría no se detendrá en esta escalofriante cifra. En medio de tan desalentador panorama, nuestra clase empresarial, atenta siempre a todo aquello de lo que puede sacar partido, propone sin ningún tipo de rubor el enésimo abaratamiento del despido, para reactivar, afirman, el empleo, una fórmula recurrente que no ha dado ningún resultado.

Dice el refrán que "a río revuelto, ganancia de pescadores", y nadie pesca más y mejor en las revueltas aguas de la economía española que nuestra patronal, una patronal que lleva demasiados años aprovechándose del laissez faire de hecho en materia de contratación que impera en nuestro país. No contenta con ello, ahora pide barra libre. Por el momento, el Gobierno aguanta con firmeza las embestidas de unos empresarios que parecen poco dispuestos a arrimar el hombro. Pese a todo, no puedo dejar de preguntarme si el Ejecutivo será capaz de resistir la extraordinaria capacidad de disuasión de los poderes fácticos y hacer cumplir, punto por punto, una legislación laboral ya de por sí favorable a los intereses de los que más tienen. La experiencia no me permite ser demasiado optimista. Aunque espero que la cordura prevalezca y no sean los trabajadores españoles quienes paguen los platos rotos de una desregularización salvaje a la que debería ponerse coto de una vez por todas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de febrero de 2009