Reportaje:Motor

Un familiar para todo, al mejor precio

El C3 Picasso es el monovolumen pequeño de Citroën y destaca por su amplitud interior - Ofrece un diseño innovador y cumple en ciudad y carretera - Sale a la venta en abril: desde 12.590 euros

Un monovolumen familiar de diseño innovador y con un espacio interior sorprendente a precio de utilitario: desde 12.590 euros con un descuento de lanzamiento de 1.500 euros. Es lo que ofrece el C3 Picasso, que llega en abril y puede ser una alternativa económica a los monovolúmenes de tamaño medio para las familias jóvenes.

El C3 Picasso mide 4,08 metros de largo y se sitúa por debajo de los C4 Picasso (4,47) y Grand Picasso (4,59 y siete plazas), los líderes del mercado europeo. Pero cuesta 5.500 euros menos que la versión básica del primero y 3.000 menos a igualdad de motor. Y compite con los monovolúmenes basados en utilitarios, como los Opel Meriva (4,05 metros) y Renault Grand Modus (4,03), que aparte de ser más asequibles que sus hermanos mayores, tienen un tamaño más apropiado para circular y aparcar en ciudad, y se defienden bien carretera. Además, el Citroën aporta un interior muy amplio y flexible que supone su mejor virtud y le postula incluso como coche único de la casa.

El C3 Picasso cuesta 3.000 euros menos que un C4 Picasso con el mismo motor

La clave está en la línea, que muestra unas formas cúbicas idóneas para aprovechar al máximo el espacio, y en la mecánica, que va comprimida bajo el capó delantero y amplía la habitabilidad. El C3 Picasso tiene un aspecto macizo y robusto, con un frontal alto y abombado, un lateral con las ventanillas muy verticales y un portón trasero muy cuadrado. Sin embargo, el diseño vanguardista de los detalles, desde los faros, muy originales, a las tomas de aire delanteras o los pilotos, aportan un aire moderno y desenfadado. Y como tiene mucho cristal para aumentar la luminosidad interior, la imagen no resulta excesivamente pesada.

Pero lo más importante de este diseño es que permite ofrecer unas plazas delanteras amplias y sobre todo unas traseras similares a las del C4 Picasso, y con un espacio sorprendente para las piernas. Y también aporta soluciones prácticas interesantes. Aunque las tres plazas posteriores no son individuales, están divididas en dos partes (1/3 y 2/3) y cada una se desplaza 15 centímetros en longitud. Gracias a este detalle, la capacidad del maletero pasa de 385 litros en la posición más adelantada hasta 500, cifras excelentes y superiores a las de cualquier rival. Y si se pliegan todos los asientos sube a 1.506 litros y deja el piso plano para facilitar la carga. Los detalles funcionales se completan con dos guanteras -una sobre el salpicadero y otra enorme frente al copiloto- y la palanca del cambio, que va en una posición alta y evita separar las manos del volante.

El C3 Picasso tiene cuatro motores. Los de gasolina son los mismos de BMW que lleva el Mini: 1.4 de 95 CV (desde 12.590) y 1.6 de 120 CV (15.350). Y hay otros dos turbodiésel: 1.6 HDi de 90 y 110 CV (14.040 y 17.250). Se ofrecen en tres acabados. El básico o LX incluye doble airbag, ABS, ordenador de viaje y elevalunas delanteros eléctricos. El aire y el radio CD cuestan 1.000 euros. El SX (2.010 euros más) tiene seis airbags, radio CD con MP3, climatizador, sensores de lluvia y faros, etcétera. Y el Exclusive (1.400 euros más que el SX) suma tapicería de tela y piel, llantas de aleación, sensor de aparcamiento y elevalunas traseros. El control de estabilidad ESP cuesta 300 euros y sólo viene de serie en el HDi de 110 CV.

El C3 Picasso tiene una línea de cubo que permite aprovechar mejor el espacio. El frontal es robusto y original.
El C3 Picasso tiene una línea de cubo que permite aprovechar mejor el espacio. El frontal es robusto y original.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 20 de febrero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50