Imputado el jefe de prensa de los Mossos por un chivatazo

Avisó a un periodista de que la policía autonómica le seguía

El caso de la desaparición de 400 kilos de cocaína en el puerto de Barcelona en enero de 2005 añadió ayer un nuevo ingrediente a la trama. A la lista de imputados encabezada por el teniente coronel de la Guadia Civil Alfonso López Rubio, un capitán, varios delincuentes confesos y que implica también al periodista de El Mundo Nando García, se ha unido Marc Homedes, el todavía jefe de prensa de los Mossos d'Esquadra, que declaró el pasado lunes como imputado en el juzgado de Martorell que investiga los hechos.

El supuesto delito por el que fue llamado a declarar Homedes fue revelación de secretos, supuestamente cometido precisamente por advertir a Nando García que la policía autonómica le estaba investigando.

Fuentes judiciales explicaron ayer que en los pinchazos telefónicos y la intervención del correo informático que realizaron los Mossos d'Esquadra al periodista de El Mundo aparecen varias advertencias al periodista por parte de Homedes, quién declinó ayer confirmar o desmentir ese extremo. El gabinete de prensa de los Mossos d'Esquadra también se negó a realizar cualquier comentario argumentando que el caso se encuentra bajo secreto de sumario. La restricción sobre los 19 tomos de la causa ha estado vigente durante unos meses, pero fue levantada ayer.

Cargo en un hospital

Marc Homedes Moradell cesará mañana como coordinador de la Oficina del Portavoz de los Mossos d'Esquadra, como se denomina oficialmente su cargo. Sin embargo, ya ha trascendido que ha sido recolocado por la Generalitat como jefe de prensa del Hospital de Vall d'Hebron de Barcelona. Una portavoz del Departamento de Interior explicó ayer que Homedes solicitó hace dos meses ser relevado en el cargo y que, por tanto, no existe relación entre este hecho y su imputación judicial.

En conversación con este diario, Homedes explicó que quedó exculpado tras prestar declaración y concluyó: "No hay nada contra mí". Sin embargo, fuentes judiciales recordaron que a día de ayer no existía ninguna resolución judicial exculpatoria.

Lo habitual en una investigación penal es que el juzgado de instrucción no exculpe a un imputado al cabo de unas horas de declarar, sino, en todo caso, cuando vayan avanzando las investigaciones y se valoren si son suficientes o no los indicios y pruebas que sirvieron para inculparlo.

El periodista Nando García declaró como imputado el pasado día 13 y se encuentra en libertad tras pagar una fianza de 12.000 euros que inicialmente se fijó en 18.000. Esa misma fianza es la que ha pagado López Rubio para seguir en libertad. García está acusado de los supuestos delitos de estafa, asociación ilícita y calumnias.

Las pruebas que, según fuentes judiciales, existen contra él son los correos electrónicos y las conversaciones telefónicas en las que supuestamente pidió dinero a una fuente de información. García reconoció ante la juez que cobró 5.000 euros, pero precisó que fue como préstamo.

El guardia civil Alfonso López (izquierda) y el periodista Nando García.
El guardia civil Alfonso López (izquierda) y el periodista Nando García.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 18 de febrero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50