Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los técnicos municipales y su campo de fuerza

Los técnicos municipales deben tener un campo de fuerza que les hace inmunes a las consecuencias de los procedimientos judiciales. Miguel Ángel Torres, principal instructor del caso Malaya, ya advirtió en una de sus charlas universitarias que constituyen "una figura muy difícil de condenar", y el devenir judicial le están dando la razón.

Durante la instrucción de los primeros casos de corrupción en el Ayuntamiento de Marbella (Málaga), como el caso Saqueo el gobierno marbellí, del PP, retiró los cargos contra dos empleados de las sociedades municipales Francisco Javier Herrera y Eduardo Gosálvez, que finalmente no han sido condenados.

En el caso Saqueo 2, cuyo juicio prepara la Audiencia Nacional, el Consistorio marbellí ha vuelto a retirarles la acusación, y ha metido en el mismo paquete a técnico Francisco Merino, actual jefe de Servicio de Patrimonio.

La fiscalía no les ha retirado los cargos en su escrito provisional de acusación. Para Francisco Merino reclama una pena de seis años y nueve meses de prisión por un delito continuado de malversación de caudales públicos. Merino fue jefe del servicio técnico de Obras y Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella y empleado de la sociedad municipal Contratas 2000, SL.

A Francisco Javier Herrera Moreno, empleado de la sociedad municipal Planeamiento 2000, SL le pide seis años de prisión por el mismo delito; y Eduardo Gosalvez Montalván, trabajador de la sociedad municipal Contratas 2000, SL, será procesado con los mismos cargos y una petición fiscal de siete años. Ninguno de los tres tiene antecedentes penales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de febrero de 2009