La banca de EE UU rinde cuentas de las ayudas

El fiscal investiga el cobro de primas secretas en Merrill Lynch

Vikraim Pandit, Ken Lewis, James Dimon, John Stumpf, Lloyd Blankfein, John Mack, Robert Kelly y Ronald Logue, conocidos en un tiempo no muy lejano como los "capitanes del Universo", pasaron ayer por el Capitolio para rendir cuentas y explicar qué están haciendo sus bancos con el dinero del bolsillo del contribuyente. Los ochos aseguraron estar adoptando medidas para poner más crédito en manos de sus clientes.

Ninguno acudió a Washington en jet privado. Eso es cosa de una época pasada, cuando Wall Street no necesitaba del Tío Sam. Los bancos que representan (Citigroup, Bank of America, JP Morgan Chase, Wells Fargo, Goldman Sachs, Morgan Stanley, Bank of New York Mellon y Street State) recibieron 165.000 millones de dólares (127.334 millones de euros) del primer tramo del fondo de estabilidad financiera, sobre un total de 294.000 millones movilizados por el Tesoro para recapitalizar 317 firmas financieras, en las que controla una participación minoritaria.

Los directivos dicen que devolverán el dinero lo antes posible

Más información

El demócrata Barney Frank reconoció que el rescate le plantea un dilema. Por un lado, porque siente la furia de la calle por las primas millonarias concedidas en el sector y otros lujos. Por otro, porque no tiene otra opción que ayudar y trabajar con las mismas instituciones a las que se señala como responsables. Por eso les urgió a que hagan sacrificios "para hacer que el sistema funcione".

Los ejecutivos se mostraron comprensivos con el hecho de que el público quiera saber cómo usan su dinero. Y en un intento por mirar hacia adelante, garantizaron que su intención es ser rentables y devolver el dinero "lo antes posible". Es más, insisten en que estas inyecciones son una inversión para el Tesoro, que recibirá un generoso dividendo. Lewis dijo que a pesar de la crisis, Bank of America está prestando el máximo que puede. Pero precisó que debe hacerlo "de forma responsable". Stumpf habló de que Wells Fargo siempre es "cuidadoso" con el dinero que se le confía. Y aunque dijo que los bancos hacen negocio concediendo préstamos, precisó que "desafortunadamente" todos los que le piden dinero "no pueden permitirse" tener un crédito. Pandit explicó, por su parte, que Citigroup está lanzando programas para agilizar los préstamos. Y Dimon pidió, entretanto, que no pinten a JP Morgan Chase con la misma brocha que al resto, porque en su caso se le pidió que acudiera a las inyecciones de capital. Mack, desde Morgan Stanley, dijo que el sector entiende que el fondo de rescate es para ayudar al ciudadano.Mientras, el fiscal general de Nueva York, Andrew Cuomo, acusó a los ejecutivos de Merrill Lynch de irresponsables, por conceder, en secreto, 3.600 millones de dólares en premios mientras el banco era rescatado. Cuomo trata de aclarar si Merrill adelantó los bonos a propósito, antes de completar la fusión con Bank of America y recibir ayudas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 11 de febrero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50