Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quintana culpa de los incidentes de Santiago a Feijóo

Anxo Quintana acusó ayer directamente a Alberto Núñez Feijóo de provocar, con su "fomento del odio del gallego", los incidentes que se vivieron el domingo en Santiago durante la manifestación convocada por Galicia Bilingüe, que acabó con 10 detenidos y varios heridos. Preguntado por los periodistas por los enfrentamientos entre asistentes a la convocatoria y grupos de independentistas, el candidato del BNG a la presidencia de la Xunta preguntó al líder regional del PP "si le merece la pena, si está satisfecho de la labor realizada, de fomentar el odio contra el gallego". Y de que "el resultado sea el que ayer se vio", añadió, en referencia al domingo.

Quintana, que recordó "a los poderes públicos" su obligación de "velar por que todo el mundo se pueda manifestar en paz", resumió los acontecimientos de Santiago como dos manifestaciones: una "de los que están en contra del gallego" y otra "de los que están a favor". De los primeros, señaló que "no hay ninguna causa justa en esta vida que se pueda sostener sobre una mentira", como es "afirmar que el castellano está en peligro en Galicia". Respecto a Feijóo, consideró que, tras apoyar la manifestación de Galicia Bilingüe, "de galleguismo no volverá a hablar". "Lo que hizo fue enterrar cualquier vestigio de galleguismo en el PP", acusó.

La juez deja en libertad con cargos a los 10 detenidos en la manifestación

Feijóo replicó anoche a Quintana lamentando que el líder del BNG "no condene expresamente" ni sea "contundente como un demócrata" ante la actitud violenta de los independentistas. El líder del PP deploró que los manifestantes que ejercían sus "derechos civiles" fuesen "agredidos violentamente verbal y físicamente".

Los 10 independentistas detenidos por los incidentes quedaron ayer en libertad con cargos, tras declarar a lo largo del día ante la titular del Juzgado de Guardia de Santiago. A tres de los detenidos se les imputa un presunto delito de injurias. A otros tres, de atentado contra la autoridad y daños. A otros dos sólo de daños, y a uno de ellos, por atentado. Los cargos se completan con los de atentado, desorden público y lesiones para el décimo de los detenidos.

Fuentes de la organización Nos-Unidade Popular afirmaron a Europa Press que su dirigente Carlos Morais tuvo que ser trasladado a urgencias y que presentará una denuncia por las "agresiones" sufridas durante la detención. Otro de los arrestados de esta misma formación se quejó por el mismo motivo. Medio centenar de simpatizantes se concentraron ante los juzgados para pedir la libertad de los detenidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de febrero de 2009