Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Signos

Manolo Caracol, un mito imborrable

Artistas y estudiosos del flamenco celebran el centenario del cantaor sevillano

Manuel Ortega Juárez, conocido como Manolo Caracol, fue uno de los grandes mitos del flamenco. El legado de este cantaor pervive con fuerza entre muchos de los artistas de las nuevas generaciones. Manolo Caracol (Sevilla, 1909-Madrid, 1973) solía decir que cuando cantaba inspirado, casi no era consciente de lo que hacía, "como le pasa a un torero que está inspirado y toreando a gusto, que ni sabe que tiene un peligro delante". "Las cornadas las pegan, generalmente, los toros buenos a los toreros que están toreando bien; están anestesiados", comentaba el cantaor.

Su triunfo en 1922 en el célebre concurso de cante organizado en Granada por Manuel de Falla y Federico García Lorca, entre otros, le hizo entrar muy joven en la leyenda. Su consolidación en la cumbre llegó cuando en los años cuarenta formó con Lola Flores la pareja más popular del flamenco. Integrante de una larga estirpe flamenca (era tataranieto de El Planeta), el cantaor dio una forma singular al fandango y la zambra.

Su triunfo en 1922 en el concurso de cante de Granada le dio fama

Publicaciones, conferencias y espectáculos darán forma al homenaje

La celebración incluye un disco con grabaciones inéditas

Un espectáculo recordará al artista en el Teatro de la Maestranza

Este año se cumple su centenario. Andalucía será el escenario de distintas actividades (conferencias, un ciclo de cine, la publicación de un libro y un disco, el estreno de un espectáculo...) que tendrán un objetivo fundamental: recordar la figura del cantaor y destacar su proyección en los nuevos artistas que hacen que el flamenco triunfe en las principales capitales del mundo.

La Consejería de Cultura, a través de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, ha preparado un calendario de actividades en colaboración con la familia. "La gloria de Manolo Caracol en vida fue tan superlativa que se le hizo purgar su éxito cuando modas y gustos mudaron a otras tendencias. Llega el momento de la justicia, el momento en que la justicia se impone", recalcó ayer la consejera de Cultura, Rosa Torres, que calificó al cantaor sevillano de "artista con mayúsculas" y "auténtico gigante".

"El centenario ofrece la oportunidad de poner las cosas en su sitio (...) Algunos de los jóvenes valores que hoy brillan en el universo flamenco son seguidores y aprendices de Manolo Caracol. Era un gigante que sacaba fuerzas para hacer sobrecogedor su cante", agregó Torres.

Luisa Ortega, hija de Manolo Caracol, acompañó a la consejera en la presentación del programa de actos del centenario. "Para mi padre, el cante era lo más grande desde que tuvo uso de razón. Para él, su vida fue el cante", dijo Luisa Ortega.

Las actividades del centenario comenzarán en mayo con un congreso organizado en colaboración con la Universidad de Sevilla. Rafael Infante dirigirá este simposio, que contará también con la colaboración del Ayuntamiento y la Diputación sevillanos. El congreso Manolo Caracol. Un cantaor de leyenda, que se celebrará en el Pabellón de México, ofrecerá seis conferencias y una mesa redonda. Félix Grande, Cati León, Antonio Ortega, Manuel Ríos, Manuel Bohórquez, Rafael Utrera y Antonio Murciano participarán en el congreso junto a artistas flamencos como Pansequito, Manuela Carrasco, El Yunque y El Güito.

Un libro recogerá las ponencias del congreso. El volumen será editado por la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco. Otro de los hitos del centenario será la edición de un disco con grabaciones inéditas que será presentado durante el simposio. El disco tendrá material cedido por coleccionistas.

Además, las rutas flamencas, organizadas por la agencia andaluza, estarán dedicadas a Manolo Caracol. Lo mismo ocurrirá con el circuito Ocho provincias, en el que colabora la Confederación de Peñas Flamencas de Andalucía. La Nueva Alboreá, revista que edita el Centro Andaluz de Flamenco, centrará su número de abril en el cantaor sevillano.

Y como guinda final de toda esta celebración, el Teatro de la Maestranza de Sevilla acogerá en octubre el estreno de un espectáculo en homenaje a Manolo Caracol. José Luis Ortiz Nuevo se encargará de su dirección artística. La Consejería de Cultura trabaja, asimismo, en la idea de retomar el concurso de cante jondo celebrado en la Alhambra en 1922 y en el que Manolo Caracol dio su primer gran paso a la gloria. Cultura quiere volver al monumento granadino con un concurso que promocione a los nuevos valores del arte flamenco.

Un filme de culto con Lola Flores

Embrujo (1947), de Carlos Serrano de Osma, es una película de culto de la historia del cine español. Realizada en los años más duros de la posguerra, en una España autárquica y cerrada al exterior, Embrujo rompió con los moldes mentales de un público que buscaba la evasión tras la carnicería de la Guerra Civil.

El elenco de la película está encabezado por Lola Flores y Manolo Caracol, que trazan una historia de pasión cuyas raíces parecen intrincarse en la tierra con una fuerza milenaria. Embrujo estaba salpicada por gotas de surrealismo en una época en la que las vanguardias mantenían casi intacta su fuerza corrosiva. Fue una película que, décadas más tarde, despertó el entusiasmo de los públicos más jóvenes y confirmó la importancia del cine de Serrano de Osma, un director de una valentía y una insolencia artísticas poco comunes.

Embrujo es una de las películas que se proyectarán en el ciclo El cine de Caracol. Se trata de una actividad paralela a las conferencias del congreso dedicado al artista. Otros de los filmes que podrán verse en el ciclo son Un caballero famoso (1942), de José Buchs; Jack el Negro (1950), de Julien Duvivier y José Antonio Nieves Conde, y La niña de la venta (1951), de Ramón Torrado. El ciclo se desarrollará en el Pabellón de México entre el 5 y el 8 de mayo.

Jack el Negro es una coproducción entre Francia, Estados Unidos, Reino Unido y España. Se trata de una película de aventuras de marinos y contrabandistas dirigida por José Antonio Nieves Conde y Julien Duvivier, dos grandes del cine que, con una mirada muy personal, dejaron películas inolvidables.

El reparto de Jack el Negro contiene uno de esos atractivos menús que estimulan el gusto de los cinéfilos más exquisitos. Junto a Manolo Caracol, integran el elenco nada más y nada menos que actores de la talla de George Sanders, Herbert Marshall y Agnes Moorehead. Y, cómo no, Lola Flores también figura en el reparto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de febrero de 2009

Más información