Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV rechaza el cara a cara en televisión entre Ibarretxe y López

El EBB responde al PSE que un debate 'a tres' es más representativo

No habrá debate electoral antes del 1-M entre Juan José Ibarretxe (PNV) y Patxi López (PSE-EE), los dos únicos candidatos con opción a ser lehendakari. Así se desprende de la respuesta de la dirección peneuvista a la segunda carta que les han enviado los socialistas para que adoptaran una decisión definitiva. El EBB se mantienee en la idea ya conocida de que una debate a tres de los candidatos del PNV, PSE y PP es la opción "más representiva" sobre las "alternativas reales de gobierno" y queda descartado el cara a cara. Con él quiere el PNV que se visualice de antemano el entendimiento entre PSE y PP, que podría desalojar a Ibarretxe de Ajuria-Enea. Además, los peneuvistas consideran que un encuentro a seis sería la opción menos discriminatoria.

La ministra Bibiana Aído apoyó a López en la Casa del Pueblo de Lazkao

En su carta, Rodolfo Ares, responsable de la campaña del PSE, insistía al PNV, como ya hizo el 21 de enero, en que "sólo" los candidatos de "ambos partidos" tienen "posibilidades reales" de ser lehendakari y que "éste es el debate que interesa a la sociedad".

Desde el PNV, la negativa a la propuesta socialista incluye también una crítica por haber divulgado la carta previamente a su envío. "Los únicos que os habéis negado a debatir", replica el EBB al PSE, "sois vosotros, ya que el PP comunicó su disposición a participar en un debate a tres". Los nacionalistas reiteran que están dispuestos a mantener un encuentro "con todos los partidos con representación parlamentaria, en euskera y en castellano, y en los formatos más adecuados para respetar la pluralidad de nuestra sociedad y su interés informativo".

Antes de conocerse el cruce de ambas cartas, se antojaba prácticamente imposible cualquiera de los dos debates. Desde el bando peneuvista, el cara a cara suponía conferir a Patxi López un papel estelar, ratificando públicamente su condición de única alternativa a presidir el Gobierno vasco. Por contra, los socialistas huyen de la opción de incluir al PP en un debate junto a ellos y el PNV porque quieren evitar la más mínima identificación con un pacto frentista como ya ocurriera en las elecciones de 2001.

Con todo, la alternativa del debate a seis, realmente sin gran interés en el escenario político, se antoja como la única salida posible tras el nulo entendimiento entre PNV y PSE. A ella se ofrece el PNV sin problemas, alegando que "ante la complejidad de estos debates apostamos por mantener el de los seis candidatos, tanto en euskera como en castellano".

A su vez, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, expresó ayer en el día de su 32º cumpleaños, su respeto por "todas las personas que dan la cara en Euskadi" y remarcó, durante un acto celebrado en la Casa del Pueblo de Lazkao, la importancia de que haya gente "valiente" como los cargos y militantes socialistas del País Vasco.

Aído se mostró convencida de que se va a abrir "una nueva etapa de paz y mayor libertad" si Patxi López es elegido lehendakari. "En Euskadi queremos y tendremos el cambio", remarcó, al tiempo que elogió el proyecto "de esperanza, confianza y futuro" que tiene el PSE-EE frente al "proyecto acabado que ofrece Ibarretxe".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de febrero de 2009