Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:UN VALOR A EXAMEN | Dinero & inversiones

La encrucijada de Ferrovial

ING recorta la valoración de la empresa de 66,2 euros por acción a 20,9 euros

Los analistas de ING han rebajado sustancialmente la valoración de Ferrovial. El precio objetivo pasa de 66,2 euros por acción a 20,9 euros. Como la nueva tasación apenas concede potencial de revalorización a los títulos (sólo un 0,38% frente a su cotización actual), el banco holandés ha decidido también empeorar su recomendación sobre el valor de comprar a mantener.

"En nuestra opinión, la refinanciación de la deuda de BAA

[gestor aeroportuario británico propiedad de Ferrovial] no ha resuelto todos los problemas financieros, mientras la compañía se enfrenta a una caída de su negocio operativo empeorada por su gran exposición a las economías del Reino Unido y de España. Debido a la falta de atractivo en la balanza de riesgo y recompensa, hemos decidido recortar el consejo hasta mantener", resumen los expertos de ING.

El banco considera que BAA seguirá siendo en 2009 "un dolor de cabeza"

El informe sobre Ferrovial distribuido esta semana por ING entre sus clientes señala que su filial BAA seguirá siendo "un dolor de cabeza" para la constructora española, debido a que el deterioro del tráfico aéreo debería extenderse al periodo 2009-2010 además de por la estructura de su deuda.

Asimismo, ING advierte del deterioro operativo al que podría tener que hacer frente la compañía por su importante exposición al Reino Unido y España, "en nuestra opinión, dos de las economías más débiles en 2009", por tener un libro de pedidos que permanece "estancado" y por el pobre comportamiento de la libra esterlina frente al euro en 2008. Los analistas de la entidad financiera consideran que todos estos factores deberían traducirse en una caída del 5% en el crecimiento anual de la facturación durante el periodo 2008-2010, combinada con un deterioro de 170 puntos básicos y 110 puntos básicos en los márgenes de Ebitda y beneficio operativo, respectivamente.

Otro de los asuntos que afecta a Ferrovial es el proceso de absorción de Cintra, su filial de concesiones cotizada. Desde ING consideran que la operación debe ser positiva para la matriz ya que incrementa su acceso a flujos de caja recurrentes además de proporcionarle determinados beneficios fiscales. "Sin embargo, desde que se anunció el proceso las acciones de Ferrovial han tenido en Bolsa un comportamiento sustancialmente mejor al de Cintra por lo que creemos que las ventajas de la absorción ya están recogidas por la cotización", matizan los analistas.

La recuperación de las acciones de Ferrovial (en los últimos 12 meses pierden un 50%) depende, según ING, de la recuperación del mercado de deuda corporativa tanto desde el punto de vista de liquidez como de diferenciales. "Vemos difícil una subida sostenida de la cotización mientras los bonos de BAA permanezcan por debajo de su valor nominal. Sin embargo, no tenemos aún evidencia de que esto vaya a ocurrir pronto y este catalizador no está en las manos de Ferrovial", explican.

La compañía publicará a finales del mes de febrero los resultados correspondientes al ejercicio 2008. Los analistas de ING prevén que la compañía obtenga unas ventas de 13.680 millones de euros (un 6,4% menos que el año anterior), un Ebitda de 2.761 millones (caída del 8,8%) y unas pérdidas atribuidas de 62 millones (frente a los 734 millones de beneficio del ejercicio anterior).

El proceso de internacionalización emprendido por Ferrovial en los últimos años ha dado un vuelco a la procedencia geográfica de los ingresos. En 2007, por ejemplo, el 57% de la facturación de la compañía se generó en el Reino Unido, el 20% en España y el 13% en Estados Unidos. El resto de países de la Unión Europea aportó el 4% de la cifra de negocio mientras que otros países supusieron el 6%. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de febrero de 2009