Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Televisión

Portillo y Close, parecidos razonables

Original y copia. Cualquier semejanza entre Daños y perjuicios y Acusados no es pura coincidencia. El veredicto de espectadores, críticos e internautas después del estreno el miércoles de la serie de Telecinco no se ha hecho esperar. Para ellos, los parecidos entre la ficción de la productora Ida y Vuelta y la estadounidense (Canal +), con Glenn Close al frente, son más que razonables y salpican a personajes, guiones y tramas. El primer capítulo no llegó a los tres millones de espectadores (16,2%). Y mientras la cadena privada declara que "todas las series de género tienen puntos similares", Sony, la productora de Daños, está "estudiando la situación" para ver si emprende medidas legales.

- Argumento. La historia central es prácticamente la misma. Blanca Portillo es una jueza maquiavélica y Glenn Close una fiscal implacable. Las dos quieren implicar a dos hombres poderosos en un caso que ha afectado a un numeroso grupo de personas. Ellos son José Coronado, un tiburón de los negocios, y Ted Danson, un empresario sin escrúpulos. Para sacar adelante el proceso, las letradas necesitan que un abogado (abogada en la serie estadounidense) joven y con ganas colabore con ellas. Para conseguirlo no dudarán en emplear maniobras legales e incluso ilegales. Estas tácticas acaban afectando a las respectivas parejas (asesinato en Daños y secuestro, de momento, en Acusados).

- Personajes. La coincidencia atañe a los personajes principales, pero también a los secundarios. En ambos casos, existe un abogado, mano derecha de Coronado / Danson, que hace los trabajos sucios, pero tiene dudas morales y una hermana que guarda un importante secreto.

- Estructura narrativa. Daños y perjuicios empleó una manera de contar novedosa y sorprendente: pequeños flash forwards en los que se vislumbran momentos impactantes en el futuro de la trama. Este recurso es utilizado en la serie de Ida y Vuelta, incluso con la misma textura fotográfica, con la imagen algo quemada en la española.

- Escenas concretas. Las similitudes llegan hasta el punto de calcar casi literalmente escenas. Por ejemplo, el arranque con una joven ensangrentada que parece que ha matado a alguien, aunque luego se descubre que es ella la asaltada. En otro momento, Danson aparece jugando al golf, una situación que copia Coronado. Además, abundan los planos cortos que muestran objetos esenciales en la trama (un llavero, concretamente).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de enero de 2009