Los votos de emigrantes que no adjunten el DNI o pasaporte serán anulados

Ninguna papeleta de la emigración que llegue sin la fotocopia del DNI o pasaporte del votante, o de una certificación de nacionalidad expedida por un consulado español, entrará en la urna el primer domingo de marzo y por tanto no computará en las elecciones vascas y gallegas. La Junta Electoral Central ha contestado con un no rotundo a la reclamación del PSOE para que se acepten como válidos otros documentos de identificación emitidos por los países de acogida de los residentes ausentes.

La aclaración añade, como ya hizo este organismo judicial en su primer fallo hace una semana, un requisito que hasta ahora no debían cumplir los electores de la diáspora. Además del certificado censal, el sobre con el voto deberá incluir "las únicas pruebas de identidad personal aceptadas en nuestro ordenamiento electoral". Según la Juntal Electoral Central, la acreditación mediante fotocopia del DNI, del pasaporte o de un certificado de un consulado español no sólo "no es una carga desproporcionada" para los emigrantes -tal y como defendía el PSOE-, sino que "se impone con mayor razón a la vista de las circunstancias singulares en que se desarrollan estas votaciones".

La instrucción de ayer aclara a las juntas electorales que "la falta de uno de los medios de prueba tasada respecto del requisito o elemento sustantivo del acto de votación no debe permitir el cómputo de las papeletas". Y por si acaso, ordena que se conserven los sufragios invalidados a "efectos de posibles reclamaciones o recursos posteriores".

"Triunfa la libertad"

En suma, la Junta Electoral Central vuelve a dar la razón al PP, autor del recurso, que ayer celebró la resolución como el "triunfo de la libertad, la transparencia y el voto secreto". El diputado orensano Celso Delgado aseguró además que deja en "evidencia" al presidente de la Xunta de Galicia y candidato socialista, Emilio Pérez Touriño y al vicesecretario general de este partido, José Blanco.

El PSOE reaccionó con otro comunicado de su ejecutiva federal en el que anuncia medidas para defender "el derecho al voto de los ciudadanos españoles en el exterior". Fuentes socialistas descartan un recurso ante el Tribunal Supremo, pero avanzan su intención de reclamar a las juntas electorales provinciales del País Vasco y de Galicia. El director de campaña del Bloque Nacionalista Galego, Alberto Ansede, valoró muy positivamente la resolución que "supone un paso adelante para incrementar las garantías del voto emigrante".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 29 de enero de 2009.

Lo más visto en...

Top 50