Cartas al director
i

El vecino olvidado

A pesar de que su periódico es una fuente de referencia para quienes queremos estar informados de lo que ocurre en el mundo, en ocasiones tiene lagunas importantes. El jueves se reunieron 25 ministros de dos países europeos junto a sus dos presidentes de Gobierno. En la edición nacional de ese día se mencionaba el asunto, pero cuando el viernes intenté informarme de los resultados de esa reunión, que no era entre suecos y finlandeses, sino entre españoles y portugueses, sólo encontré una foto. Como sé que el problema no radica en el desinterés de su diario por lo que hace Zapatero y una decena de sus ministros, deduzco que lo que no debe resultar interesante es todo aquello que tiene relación con el país vecino, con el que compartimos más de 1.200 kilómetros de frontera. Esta falta de atención a nuestras relaciones de vecindad con el oeste se repite en casi todos los medios de comunicación españoles y contrasta con la relevancia que este asunto ha tenido en Portugal. ¿Será verdad ese estereotipo que presenta a los españoles como orgullosos y egocéntricos en su relación con su principal vecino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 26 de enero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50