Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Seguridad nuclear

El Tribunal Supremo acaba de anular los planes de seguridad nuclear planteados por el Gobierno. Una nimiedad, simplemente significa que ahora mismo (en este presente) estamos sin planes de seguridad, cosa que por ley debería paralizar el funcionamiento de las centrales, pero mirando para otro lado tampoco importa demasiado. ¿Y por qué estos jueces han anulado estos planes? Simplemente, por el pequeño error de no haber tenido en cuenta en su elaboración la voz de los ayuntamientos agraciados con el maná nuclear. ¿Para qué tener en cuenta a los que pudieran morir o quedar dañados si estalla una central? Bastante tendrán ya con sobrevivir llegado el caso. A todo esto, ocho operarios de Zorita han recibido dosis inmensas de radiación cuando estaban desmantelando la central, cosas que pasan. Y por medio, avería tras avería, fuga tras fuga, los lobbies pronucleares nos aseguran que el futuro es nuclear. Les doy la razón, porque lo que es el presente, es una chapuza digna de Los Simpson.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de enero de 2009