Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un cliente del Balcón declara que los porteros ya golpearon a Ussía en el local

Miguel H. S. estaba en la pista central del Balcón de Rosales a las cinco y media de la madrugada del pasado 15 de noviembre. Cerca de él se inició una discusión entre unos porteros de la discoteca y dos jóvenes. Uno de ellos era Álvaro Ussía. De pronto vio cómo uno de los encargados de la seguridad le golpeaba y le tiraba al suelo. El joven se levantó, pero los puertas le redujeron. Uno de ellos lo agarró por el cuello y lo sacó violentamente. Esto fue lo que contó el testigo a la magistrada suplente del Juzgado de Instrucción número 43, Arancha Iruzoqui Vargas, que investiga el caso en sustitución del juez José María Casado.

También explicó que la brusquedad de la escena no le sorprendió. Según él, "es habitual el uso de la fuerza entre los porteros". Ellos, dijo, "actúan así".

Cuando minutos más tarde abandonó la sala en compañía de sus amigos, se enteró de lo sucedido. Fuera, según el sumario del caso, los imputados, Antonio Sánchez, conocido como Pitoño, David Sancio y David Alonso propinaron a Ussía una paliza mortal. La autopsia asegura que el joven tenía el corazón aplastado.

La juez tomó declaración también a otras dos personas. Una de ellas era Guillermo O. S., que fue la primera persona que atendió a Ussía hasta que llegó el Samur. El otro, Ángel A. C., era uno de los porteros que estaba en la discoteca. Según indicaron fuentes jurídicas, aseguró a la juez que no había visto nada de lo sucedido. La juez y las partes esperan que esta semana llegue el informe solicitado al Ayuntamiento sobre El Balcón de Rosales. El próximo 11 de febrero declararán cuatro testigos de la agresión. Probablemente, los últimos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de enero de 2009