Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno ve antiguo y fuera de lugar el debate localista de las cajas

El Ejecutivo, "sorprendido" por la intervención del portavoz socialista

"El Gobierno está sorprendido de que se haya abierto este debate". Enrique Cervera, portavoz del Ejecutivo andaluz, contestaba así ayer a la pregunta sobre la opinión del equipo de Manuel Chaves ante el cruce de declaraciones entre los alcaldes de Sevilla y Málaga, así como de destacados socialistas sobre la futura ubicación de la sede de una hipotética gran caja de ahorros que se pretende constituir con la fusión de Unicaja y Cajasol.

"Es hacer la casa por el tejado", continuó Cervera, y "el Gobierno no va a alimentar esa polémica. Viendo lo que está sucediendo con la banca a nivel mundial, que el debate sea la ubicación de la sede de la futura caja está fuera de lugar, es decimonónico, y extemporáneo", agregó Cervera, quien añadió que el objetivo del Ejecutivo autónomo es que haya una gran entidad financiera en Andalucía, y que ahora el debate es otro, "cuando aún no se ha iniciado siquiera el proceso de fusión entre las entidades".

PSOE y PP votan juntos en la Diputación pedir la sede para Málaga

Cervera dijo que hacía suyas las declaraciones realizadas el lunes por el presidente de Unicaja, Braulio Medel, quien afirmó que "no está escrito en ningún sitio, en el cielo ni en ninguna biblia económica" que un proceso de concentración entre empresas "tenga que llevar a un proceso de concentración territorial del poder económico".

Fuentes del Gobierno andaluz mostraron "su sorpresa" por la irrupción en el citado debate del portavoz socialista en el Parlamento, Manuel Gracia, quien mostró su preferencia por una sede malagueña de la caja fusionada. "No entendemos sus declaraciones y que entre en el debate en este momento", aseguraron estas fuentes. Gracia causó perplejidad porque por el lunes por la mañana, en una rueda de prensa en Málaga, aseguró que "nadie discutirá la objetividad de que la sede esté en Málaga" y por la tarde, en Antequera, defendió la sede para esta localidad: "Es una opción bastante razonable. Tiene su credibilidad, lo mismo que en su momento tuvo su sustento la propuesta de ubicación en Antequera de la capital de Andalucía".

El goteo de declaraciones a favor de que la hipotética sede de una supuesta caja integrada esté en un lugar u otro se intensificó ayer. Como si de un terremoto se tratase se sucedieron declaraciones de réplicas y contrarréplicas. Así, el alcalde de Málaga, el popular Francisco de la Torre, opinó que "no se puede concentrar en Sevilla todo porque produciría rechazo, desapego y distanciamiento del resto de Andalucía, por lo menos desde Málaga". De este modo, contestaba a las declaraciones de su homólogo sevillano, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), quien ayer aseguró que la sede de la futura caja andaluza debe estar en la capital hispalense "por miles de razones", entre ellas, porque es la capital de Andalucía. El alcalde sevillano dio "por hecho" que esto será así.

El presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, consideró las palabras de Monteseirín como una "falta de respeto para la ciudad y los malagueños, ya que somos la capital económica de Andalucía". Populares y socialistas votaron ayer juntos una moción en la Diputación de Málaga en la que reclaman la sede de caja non nata. El presidente de la institución provincial y miembro de la ejecutiva regional del PSOE, el socialista Salvador Pendón, también discrepó de Monteseirín de que el debate sobre la ubicación en Sevilla de la sede no debe ser discutida: "Sí que hay que debatir, sobre todo respecto a qué es lo que puede favorecer a Andalucía esta fusión".

En línea con el alcalde sevillano se situó el portavoz municipal del PP, Juan Ignacio Zoido. Su argumento fue el mismo -"Sevilla es la capital de Andalucía"- y aseguró que "los intereses de los sevillanos están por encima de cualquier cosa y yo voy a defender que la sede esté en Sevilla con todas mis fuerzas". La posición del PP es especialmente llamativa por cuanto su dirección regional se opone a la concentración de las entidades.

En medio de tanto barullo, el secretario de Comisiones Obreras, Francisco Carbonero, estimó "peregrino" y "estéril" el debate abierto, el cual, según él, "deteriora y descohesiona Andalucía". En su opinión, "lo importante para Andalucía es que haya una gran caja, capaz de dar músculo financiero a nuestra comunidad y que respete los derechos laborales de los trabajadores".

Réplicas y contrarréplicas

J. Ignacio Zoido

"Yo voy a defender que la sede esté en Sevilla con todas mis fuerzas", aseguró el portavoz municipal del PP de Sevilla.

Enrique Cervera

"El debate de la ubicación de la sede de la caja está fuera de lugar, es decimonónico, y extemporáneo".

Manuel Gracia

El portavoz socialista dijo que "nadie discute la objetividad de Málaga" y estimó "razonable" la sede para Antequera.

F. de la Torre

"Una región de más de ocho millones de habitantes no puede concentrar todo en Sevilla, es un disparate"

F. Carbonero

"Es un debate peregrino, que descohesiona Andalucía. Lo importante es una gran caja que dé músculo financiero".

S. Monteseirín

"No hay ningún debate. Hay miles razones para que esté en Sevilla. La más importante es que es la capital de Andalucía"

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de enero de 2009

Más información