Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

30 adjudicatarios de VPO de Sevilla piden acogerse a las ayudas del Ayuntamiento

Una treintena de adjudicatarios de Viviendas de Protección Oficial (VPO) promovidas por la empresa municipal de vivienda (EMVISESA) del Ayuntamiento de Sevilla no perderá sus pisos pese a quedarse en paro o atravesar dificultades económicas. Aplazarán el pago de la entrada y de sus hipotecas al acogerse a una de las medidas extraordinarias aprobadas hace un mes por el Consistorio hispalense para hacer frente a la crisis económica. Otras 52 personas se han interesado también por acogerse a esta posibilidad.

De los 213 adjudicatarios por sorteo convocados por Emvisesa para formalizar la compraventa de sus viviendas de la última promoción pública, 25 han solicitado un aplazamiento de hasta cuatro años para pagar la entrada. Otras cinco personas, por su situación transitoria de desempleo, mantienen la reserva de una vivienda pero para otra promoción posterior. Otras 52 han solicitado información y pueden acogerse también a estas medidas si cumplen los requisitos. "Teníamos la esperanza de que ninguna persona se acogiese a estas medidas, porque significaría que los adjudicatarios mantendrían las condiciones laborales y económicas con las que concurrieron al sorteo, pero al menos nos satisface que 30 personas no pierdan las viviendas que les han tocado por quedarse en el paro o perder ingresos", afirmó Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, teniente alcalde de Urbanismo, quien sostuvo que este tipo de iniciativas "sensibles con los más débiles" son las que distinguen a los gobiernos "comprometidos de izquierda".

Según Gómez de Celis, la acogida "favorable" de los sevillanos a esta iniciativa "pionera" en el país debe invitar al resto de municipios andaluces y españoles, "especialmente a las grandes ciudades" a seguir este mismo camino con la premisa de "facilitar" el acceso a una vivienda a las personas con dificultades económicas transitorias para que así mantengan el derecho que tienen como adjudicatarios. "Con esta medida y las del Gobierno central y la Junta pretendemos que todos los sevillanos no pierdan el derecho a una vivienda de calidad a precio asequible", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de enero de 2009