Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los músicos se sienten excluidos del Consejo de las Artes

La Unió de Músics de Catalunya, que agrupa a siete asociaciones, presentó ayer un manifiesto para mostrar su "desacuerdo" con la composición del futuro Consejo de las Artes. La entidad lamenta que en la lista de miembros propuesta por el presidente de la Generalitat, José Montilla, no se haya incluido a ningún experto del ámbito musical.

Los nombramientos tendrán que ser ratificados en el Parlament el miércoles. Los grupos de la oposición están decidiendo su voto, aunque Ciudadanos ha avanzado que se abstendrá. En el texto se afirma que el sector se siente "excluido" del Consejo, lo que consideran otra oportunidad perdida para acabar con las carencias de la industria musical. Eso sí, acatan la decisión, pese a la "discriminación".

El manifiesto, que cuenta con el apoyo, entre otros, de Quico Pi de la Serra, Marina Rossell, Nina, Toti Soler, Gerard Quintana, Llibert Fortuny, Horacio Fumero y Maria del Mar Bonet, se hizo público en la sede de la SGAE y tras su lectura algunos de los asistentes pidieron acciones más contundentes porque la postura de la federación les parece "tibia". Entre los críticos, Núria Feliu, partidaria de llevar la queja a la calle a golpe de pancartas. Por el contrario, para el vicepresidente de la Unió, Max Sunyer, lo mejor es la cautela (para no dar la imagen de que los músicos se enfrentan con otros gremios) y centrarse en reclamar que la música sea la prioridad del Consejo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de enero de 2009