Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El abandono de Juaristi muestra la crisis interna del Foro Ermua

El Foro Ermua, la organización que ha impulsado el juicio a Ibarretxe, vive una crisis interna sin precedentes desde que nació como respuesta al asesinato de Miguel Ángel Blanco en 1997. En julio de 2008, un grupo de dirigentes comandados por la vicepresidenta, Inma Castilla de Cortázar, y Fernando García de Cortázar expulsó al presidente, Iñaki Ezkerra. El grupo está formalmente descabezado desde entonces. Y en noviembre, aunque no ha trascendido hasta ahora, Jon Juaristi, uno de sus miembros más destacados y presidente de la Fundación Papeles de Ermua, dependiente del Foro, dimitió de todos sus cargos y abandonó la formación, según confirmó él mismo a este periódico.

Aunque Juaristi no quiso explicar los motivos por tratarse de cuestiones internas delicadas, lo cierto es que él publicó recientemente un artículo en Abc en el que reprochaba "una deriva errática" del foro. "Haber tenido razón en el pasado no implica tenerla siempre, y la trayectoria de expulsiones, exclusiones y escisiones en la que os habéis abismado en los últimos tiempos no presagia nuevos aciertos inmediatos". Juaristi criticaba en especial los reproches que el Foro Ermua le hizo a Ingrid Betancourt por hablar de diálogo con grupos terroristas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de enero de 2009