Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Caos en el transporte aéreo

Fomento expedienta a Iberia por el trato a los pasajeros

La aerolínea mantiene cancelaciones y retrasos en Madrid-Barajas

Después de tres días de caos, con miles de pasajeros afectados por las cancelaciones y los retrasos, Fomento anunció ayer que abre un expediente informativo a Iberia "para conocer cuál ha sido el nivel de cumplimiento de sus obligaciones con los pasajeros". La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, que anunció ayer la medida en una conferencia de prensa en Madrid-Barajas, dijo que el comportamiento de la aerolínea "raya lo inadmisible", en referencia a tres vuelos con destino a Buenos Aires, Lima y Montevideo. Los pasajeros ya estaban embarcados, cuando el piloto les informó de que había superado las horas de actividad y les obligó a bajar, con la intervención incluso de la Guardia Civil.

La compañía canceló ayer 56 vuelos y tuvo retraso en el resto

"Facilitaremos toda la información sobre esos vuelos y sobre cualquier otro que necesiten", indicó una portavoz de Iberia, e insistió en que durante todo el conflicto han informado de la situación al Ministerio.

Cuando se abre un expediente informativo a una compañía, el primer paso es demandar la información a la aerolínea, después se pide una justificación de por qué ha obrado de determinada manera y el siguiente paso, es decidir la sanción, en el caso de que sea pertinente. Según la Ley de Seguridad Área, la multa por una infracción muy grave oscila entre los 450.000 euros y los 4,5 millones.

No es la primera vez que Iberia es expedientada. En agosto de 2006, Fomento abrió un expediente sancionador por falta muy grave a la compañía por la invasión de las pistas del aeropuerto de El Prat, en Barcelona, por parte del personal de tierra de la compañía. El incidente causó el cierre del aeropuerto.

Con multa o no, en el aeropuerto de Madrid-Barajas, el más importante de España y el cuarto de Europa, sigue con problemas. Entre el viernes y el sábado, más de 66.000 personas se vieron afectadas por la cancelación de 735 vuelos. Ayer 56 vuelos de Iberia fueron cancelados y todos los demás retrasados; el sábado, 90, y el viernes, 448. Ayer en la T-4 todavía quedaban decenas de viajeros rezagados, delante de las oficinas de la aerolínea, que preguntaban por sus vuelos. A las seis de la tarde la T-4 tenía una demora media tres cuatros de hora, mientras que la 1, 2 y 3 acumulaban sólo 18 minutos.

Fomento y AENA, sin embargo, sostienen que el aeropuerto raya la normalidad. "Estamos trabajando con la máxima capacidad y las compañías están mejorando minuto a minuto", aseguró el director general de aeropuertos, Javier Marín. Pero esa supuesta normalidad no incluye a Iberia. La compañía, según explicó Álvarez, vuelve a la situación anterior a la nevada, es decir, a diciembre, cuando cientos de vuelos fueron retrasados por la supuesta huelga de celo de sus pilotos. Desde entonces, se ha limitado a abrir 43 expedientes. "Como no es una huelga reconocida, no podemos establecer servicios mínimos", explicó una portavoz.

Iberia opera el 90% de los aviones que salen de la T-4 y el 40% del total del aeropuerto. Con su filial Air Nostrum, programa casi el 50% de los vuelos en Madrid-Barajas. Los miles de pasajeros que vuelan con Iberia van a continuar sufriendo retrasos y cancelaciones.

La Asociación de Consumidores y Usuarios del Transporte Aéreo y Viaje Combinado (ACUTAVC) ha anunciado que presentarán una demanda colectiva contra Iberia y AENA por los tres días de caos en el aeropuerto.

Por otra parte, Álvarez insistió también ayer en que Madrid-Barajas no es el único aeródromo que ha cerrado a causa de un temporal. Y sacó a relucir una lista detallada de los aeropuertos de Europa y Estados Unidos que han cerrado desde octubre. Según sus datos, son más de 25, incluidos los tres de Nueva York. El problema, según Álvarez, es el "sentimiento de inferioridad" de los españoles ante cualquier imprevisto. "Quiero descartar la idea de que nuestro sistema aeroportuario funcione distinto de cualquier otro", dijo.

También insistió en que los problemas por el temporal no han sido sólo cosas de ella. "En esta nevada ha habido una concurrencia de muchas administraciones", dijo. Y aludió a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre: "Cuando se pregunta qué pasa con Iberia, debería preguntárselo a sí misma", dijo, en referencia a las acciones que tiene Caja Madrid en la aerolínea.

Sobre la petición del líder del PP, Mariano Rajoy, de que dimita, Álvarez dijo que debería ser él el primero en hacerlo "porque pierde todas las elecciones a las que se presenta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de enero de 2009