Los hitos del año que empieza

Euskadi, entre el continuismo y el cambio

Las decisivas elecciones del 1 de marzo presiden un año marcado por el impacto de la recesión en la economía vasca y otras importantes decisiones

El ya iniciado se presenta como un año crucial para el País Vasco. Al horizonte general de crisis e imprecisa recuperación de la actividad económica, se superponen en la comunidad autónoma hitos de gran trascendencia en el ámbito político, económico y cultural. EL PAÍS ofrece un repaso a las principales cuestiones que van a componer la agenda vasca de estos doce próximos meses.

El año político, que se abre finalmente con la fecha de las elecciones desvelada, se moverá en torno a tres claves, de muy distinto calado, pero que se sucederán cronológicamente en el calendario. La primera es el juicio que se inicia el próximo jueves en el Palacio de Justicia de Bilbao contra el lehendakari, el secretario general del PSE-EE, Patxi López y el también miembro de la ejecutiva federal del PSOE Rodolfo Ares, y los dirigentes de Batasuna Arnaldo Otegi, Pernando Barrena, Juan José Petrikorena, Olatz Dañobeitia y Rufino Etxebarria. En el caso de Ibarretxe y López, la acusación es de colaboración necesaria con Batasuna -por haberse entrevistado con quienes fueron sus dirigentes- para la comisión por parte de esta organización del delito de desobediencia a la suspensión de sus actividades.

La izquierda 'abertzale' puede quedar fuera del Parlamento

La segunda clave está en las elecciones del 1 de marzo y la tercera será, con casi total seguridad, una derivada de los propios comicios: la desaparición del Parlamento, por primera vez desde 1980, de la izquierda abertzale no desvinculada de ETA. Fuera de la política quedaría aún una cuarta incógnita, la actuación y el futuro de la propia banda terrorista.

JUICIO Previsible absolución

El juicio que se inicia el jueves sienta en el banquillo a los dos candidatos a quienes los sondeos atribuyen en estos momentos idénticas posibilidades de serlo, Ibarretxe (PNV) y López (PSE). Ese hecho introduce por sí mismo un factor de anormalidad absoluta a las elecciones del 1 de marzo, del que no existe precedente ni elemento alguno de comparación. La finalización de la vista está calculada para el día 22, y la emisión de la sentencia -previsiblemente absolutoria, según las opiniones de casi todos los especialistas-, puede coincidir con cualquier momento de la precampaña o de la propia campaña, o retrasarse hasta después del veredicto de las urnas.

Es imposible calibrar el impacto que el juicio vaya a tener sobre los comicios. El efecto movilizador sobre el nacionalismo parece garantizado, pero su utilización más victimista se verá dificultada por el procesamiento también de López, por un lado, y de los antiguos dirigentes de la ilegalizada Batasuna, por otro.

ELECCIONES Alternancia o continuismo

Las elecciones se presentan abiertas a la alternancia como no lo han estado desde 1986, con la escisión del PNV. La bipolarización entre el PNV, con Ibarretxe como candidato por cuarta vez, y el PSE, con López como serio aspirante esta vez, resultará inevitable. Es el temor de los partidos pequeños, como EB, Aralar e incluso EA. También puede ser un elemento de distorsión y un contratiempo para que el PP de Antonio Basagoiti pueda comprobar el efecto real de su giro hacia la moderación, tras la sustitución de su anterior presidenta, María San Gil. Lo que se jugará en la campaña será la alternancia, el cambio en el poder autonómico, controlado desde hace treinta años por el PNV, o el continuismo. Los dos principales candidatos pueden por ese hecho movilizar en su favor votos que, sin esa circunstancia, tal vez tendrían otro destino. Las elecciones corroborarán si Ibarretxe continúa la línea declinante iniciada en las elecciones autonómicas de 2005, cuando perdió 140.000 votos, y si López mantiene las ganancias de su partido en las municipales y forales de 2007 y revalida el triunfo de las generales de 2008. El voto socialista, tradicionalmente más abstencionista en las elecciones autonómicas, podría movilizarse más en esta ocasión por la expectativa de un triunfo sobre el PNV que ya ha experimentado.

IZQUIERDA 'ABERTZALE' Y ETA Marginalidad y hostigamiento

Todo apunta a que la izquierda abertzale no desvinculada de ETA no podrá estar en las elecciones. Por tanto, será la primera vez desde 1980 que se quedará sin representación en un Parlamento del que siempre abominó y al que no acudió durante muchos años, pero que se convirtió luego en altavoz, refugio y fuente de financiación imprescindibles.

Sus dos marcas actuales, ANV y EHAK, no podrán estar en las urnas y la probabilidad de concurrir con candidaturas blancas ha ido perdiendo fuelle, más por voluntad de ETA que por imposibilidad real de configurarlas. La simplicidad de las elecciones al Parlamento autonómico sólo exige un centenar de nombres limpios. La izquierda abertzale ha mostrado en otras ocasiones gran capacidad para sortear retos muchos más complicados numérica y organizativamente y podría quizá superar otro más, aunque con mayores dificultades. La decepción y división porla ruptura del proceso de paz y la línea de hostigamiento al PNV decidida por ETA, colocan en una situación muy incómoda a gran parte de

la militancia y de las bases de la izquierda abertzale. El pulso que se libra dentro del colectivo de los presos, con expulsiones y contestaciones públicas a éstas, parece el eslabón más débil de todos.

EL RIESGO DEL EMPLEO El paro ya no será 'técnico'

El gran desafío de la economía vasca para 2009 es, sin duda, el mantenimiento del empleo. Las previsiones de crecimiento económico para el ejercicio van del 0,2% estimado por Caja Laboral al 1,5% del Gobierno. Con estos parámetros, crear empleo es una tarea imposible. La industria y la construcción, los grandes motores de la actividad, se encuentran en negativo y solamente el sector servicios aguanta el tirón de la crisis.

Durante los últimos años, el País Vasco ha estado, según la Encuesta de Población en Relación a la Actividad del Eustat, en niveles de desempleo inferiores al 5%, lo que se considera paro técnico o natural. Esta tendencia puede cambiar. La estimación oficial del Gobierno sitúa el paro en esos parámetros, pero el lehendakari ya ha anunciado que la tasa se disparará hasta cerca del 8%. Los empresarios estiman que este año habrá 10.000 personas menos trabajando en Euskadi.

La sucesión de expedientes de regulación de empleo (ERE), el hecho de que las empresas hayan prescindido ya de los eventuales y la incertidumbre del futuro hace de la mano de obra el recurso productivo más débil. Ante esta situación, el Gobierno prepara lo que el Ibarretxe ha denominado un "plan de empleabilidad" para intentar ayudar a aquellos que pierdan sus puestos de trabajo. No sólo quiere impulsar ayudas, sino que busca crear "antenas de empleo" que permitan conectar a los trabajadores que pierden su trabajo con empresas que estén demandando mano de obra.

RECUPERAR LA CONFIANZA Lo público como estímulo

Joseba Madariaga, responsable del departamento de estudios de Caja Laboral, asegura que son las administraciones públicas las que deben enviar los primeros signos a consumidores y usuarios de que la situación de la economía se está arreglando y se van a terminar los sobresaltos. Los ciudadanos tienen su nivel de confianza bajo mínimos, según el índice que elabora la Federación de Cajas Vasco Navarras y que reproduce parámetros de 1993, cuando se produjo la anterior gran crisis.

Los ciudadanos ya no tienen miedo a que desaparezcan sus ahorros en el banco; ahora les preocupa el empleo y el futuro inmediato, por lo que han dejado de consumir. Recuperar la confianza es esencial para que el consumo privado se reactive. Para ello, las administraciones vascas han puesto en marcha una serie de medidas de inversión pública que irán acompañadas de un paquete fiscal. Por un lado, quieren compensar la caída de la inversión privada con dinero público destinado a grandes infraestructuras que mejorarán el sistema productivo global, y, por otra, buscan animar a los consumidores y empresas a mantener el nivel de gasto. Estas iniciativas se han acompañado de otras que quieren evitar el estrangulamiento financiero de las pymes y los autónomos. La línea de avales por valor de 500 millones de euros impulsada por el Gobierno busca directamente ayudar a las empresas a sobrellevar el cierre del grifo crediticio en el mercado.

Estas medidas puestas en marcha por las administraciones locales van acompañadas de los paquetes de inversión pública del Gobierno central y, sobre todo, por la bajada de tipos de interés. Europa no se encuentra a los niveles de EE UU, donde el precio del dinero ronda el 0%, pero sí ha visto en dos meses cómo el tipo de interés de referencia en los mercados hipotecarios, el Euribor ha caído hasta el 3,4%, un nivel desconocido desde hace cinco años y medio.

NUEVO RECTOR EN LA UPV Relevo en pleno cambio

El catedrático en Ingeniería Telemática Iñaki Goirizelaia tomará posesión de su cargo de rector de la Universidad del País Vasco (UPV) a la vuelta de las vacaciones de Navidad. Goirizelaia, hasta ahora vicerrector del campus de Vizcaya, tendrá que descongelar los proyectos clave que quedaron parados después del medio año de interinidad abierto por la derrota electoral de su antecesor, Juan Ignacio Pérez, en mayo pasado. La comunidad universitaria confió en el proyecto de continuidad de Goirizelaia, que se acompaña de la mitad del equipo rectoral actual, para afrontar los grandes retos del 2009.

El más complejo es ultimar el mapa de titulaciones, transformando las actuales diplomaturas y licenciaturas en grados de cuatro años. Debido al parón electoral, la UPV lleva con retraso esta parte sustancial de lo que se conoce como Proceso de Bolonia, que las universidades europeas han de culminar antes de 2010. Goirizelaia prometió en campaña que las nuevas titulaciones europeas sobre las que exista consenso serán debatidas inmediatamente para su aprobación en el Consejo de Gobierno. Sobre el resto se seguirá discutiendo en comisiones formadas por miembros de cada centro y el Rectorado. Una de las principales incógnitas es comprobar si, al contrario que su predecesor en el cargo, accederá a implantar nuevas titulaciones, como la de Fisioterapia.

Goirizelaia tendrá que afrontar previsiblemente en la recta final de la reforma nuevas protestas estudiantiles como las que proliferan en otros campus de España. Con la particularidad de que la organización cercana a la ilegalizada Batasuna Ikasle Abertzaleak (IA) ha monopolizado la oposición a la convergencia europea en Euskadi, adaptándola a su habitual discurso soberanista. El rector tendrá que prevenir batallas campales como el asalto al claustro en 2007 y deberá fomentar la participación del resto de organizaciones estudiantiles.

La UPV empezará el año mirando a las elecciones autonómicas, ya que un cambio al frente de la consejería de Educación podría afectar notablemente a su estabilidad económica. El apoyo sin precedentes que Pérez logró de Educación se debió en gran parte a su buena sintonía con el tripartito. En tiempos de crisis, el nuevo rector tendrá que lograr mantener los acuerdos en financiación con los que, entre otras cosas, poder seguir desarrollando la ambiciosa reforma de infraestructuras que está transformando los campus. La construcción de un Parque Científico en Leioa, el traslado de Medicina a Bilbao y la concentración en la capital vizcaína de los estudios técnicos, económicos y jurídicos son las principales apuestas que empezará a desarrollar.

Además, Goirizelaia prometió en campaña negociar con el Gobierno vasco para recibir gran parte de los fondos que obtenga tras el traspaso de las competencias en I+D. También quiere empezar a crear el llamado Mapa de la Investigación, una herramienta para analizar el nivel de la investigación en cada área del conocimiento y compararla con los países de referencia. Y también tendrá que solucionar uno de los asuntos que más desgastó a su predecesor: el contestado sistema de complementos salariales del profesorado. Para ello, afirma que dialogará con un grupo de profesores afectados y pedirá un cambio de dirección en Uniqual, la agencia que evalúa los méritos docentes.

FUENTE DE NEUTRONES Espera con interrogantes

La esperada decisión sobre qué país alojará la Fuente Europea de Neutrones tiene que llegar durante el primer semestre del 2009. De lo contrario, el ambicioso proyecto podría peligrar. España, que construiría la gran instalación científica en las inmediaciones del Parque Tecnológico de Zamudio, pugna con Suecia y Hungría por alojar este centro, cuya tecnología permite analizar la estructura atómica de la materia, con aplicaciones en áreas como la física de materiales, la biomedicina y la nanotecnología. Europa necesita que el proyecto salga adelante para no quedarse por detrás de Japón y Estados Unidos, que ya han consolidado proyectos similares. En tiempos de crisis, la decisión final se está alargando por la falta de apoyo económico de los países miembros a una iniciativa científica que exige reunir 1.300 millones sin contar con fondos comunitarios. A la presidencia checa en la Unión Europea durante este primer semestre del 2009 le seguirán la sueca y la española. Obviamente, no se podrá llegar a un acuerdo si uno de los países candidatos es quien arbitra el proceso en calidad de presidente de la UE. Por ello, si para junio no se ha tomado una decisión, ésta quedará aparcada un año más, cuando la recesión económica podría desanimar más aún a quienes duden en invertir en el proyecto.

El consorcio ESS-Bilbao, que encabeza la candidatura española, ha decidido aprovechar el tiempo obligado de espera. En 2008 tocaba defender la viabilidad técnica del proyecto y empezar a buscar acuerdos con otros países. En 2009 habrá que pasar a la acción, cerrando pactos diplomáticos y desplegando las capacidades científicas de la comunidad científica española para imponerse ante la sueca, que cuenta con una mayor tradición universitaria e investigadora. Respecto al trabajo político, la prioridad es que el Ministerio de Ciencia e Innovación oficialice un pacto con Francia y avance en las negociaciones con Alemania y Gran Bretaña, ya que implicar a las grandes potencias europeas en el proyecto resulta indispensable. Además, el ministerio seguirá buscando las adhesiones del mayor número posible de pequeños países.

En el plano científico, los investigadores de ESS-Bilbao trabajarán en las fuentes de neutrones de Estados Unidos y Japón, entre otros organismos, con el objetivo de formarse para mejorar la tecnología de la futura fuente. El plato fuerte será la celebración, en marzo, de un seminario que reunirá en Bilbao a un centenar de expertos para debatir sobre cómo actualizar el diseño de la infraestructura. A tres meses de la fecha deseable para que se tome una decisión sobre la sede, esa puesta en escena de cien neutroneros reunidos en Vizcaya para trabajar en una versión más innovadora de la fuente puede resultar un golpe de efecto definitivo para acelerar el proceso a favor de España.

Además, ESS-Bilbao buscará la colaboración de empresas vascas y apoyará la creación de otras nuevas para que, incluso si no prospera la candidatura española, la comunidad científica y tecnológica de Euskadi tenga una participación alta en el proyecto europeo. Después de un año 2008 en el que la innovación ha sido el concepto mágico, quienes encabezan la carrera por la fuente de neutrones intentarán mostrarla ante las firmas vascas como una oportunidad para diversificar su actividad y dar el salto a las áreas tecnológicas más punteras.

Información elaborada por Isabel C. Martínez, Pedro G. Damborenea y June Fernández.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción