Reportaje:

Cuestión de genes y apellidos

El poder municipal en Benidorm se 'hereda'. La dinastía Barceló es el paradigma en el PP, mientras que la familia Pajín controla el PSPV-PSOE

La política en Benidorm es cuestión de genes. Los cargos se heredan de padres a hijos, de abuelos a nietos, o de maridos a esposas. Los Barceló, por la derecha y los Pajín, por la izquierda, son el paradigma y los que más poder público acumulan. Y el reparto de los restos tampoco es excesivamente participativo, es cosa de cuatro apellidos.

El último ejemplo del selectivo acceso a la res pública en Benidorm es clarificador. Agustín Almodóvar Barceló heredó hace pocas semanas en el Senado el cargo que durante cinco legislaturas había ostentado su abuelo, Miguel Barceló. Ángela Barceló, hija de Miguel y madre de Agustín, es diputada autonómica y primera teniente de alcalde. Su primo, Francisco Murcia Barceló, es diputado en Cortes, y su cuñado, Eduardo Zaplana, logró ser el número tres del PP nacional.

La dinastía de los Barceló es el referente del poder en una ciudad de 72.000 habitantes censados y una población flotante de 200.000 personas. Y en aras de perpetuarse han abrazado distintas corrientes, siempre conservadoras. Primero eran fieles al antiguo régimen, después se convirtieron en los más zaplanistas, los más campistas, los más aznaristas o los más rajoyistas. La técnica de las alianzas es una de las bazas que los Barceló mejor manejan. Después de colocar a una persona de su estricta confianza, Angélica Such, dentro del Consell, ahora han intentado que Manuel Pérez Fenoll, a quien hicieron alcalde, controlara el PP provincial.

Los Pajín son el otro gran clan familiar. José María Pajín es asesor de la Subdelegación del Gobierno de Alicante. Fue concejal desde 1993 a 2003, tanto en el gobierno como en la oposición, y en 1995 llegó a encabezar la candidatura del PSPV a la alcaldía. Su mujer, Maite Iraola, asumió la secretaría general en 2000, después de que Pajín la hubiera ostentado durante ocho años. En la actualidad, Iraola es portavoz adjunta del grupo municipal. No es de extrañar que la número 3 del PSOE, su hija Leire Pajín Iraola, sea una experta en el manual político.

Los Barceló y los Pajín no son casos aislados. La diputada Gema Amor es hija de un concejal del PP. El penúltimo alcalde Vicente Pérez Devesa llegó al puesto varios años después de que lo hiciera su hermano Miguel. E intentó sin éxito que su hijo, Vicente Pérez Agulló, fuera concejal. Hay más clanes, como el de los hermanos Camps (Gerardo, consejero de Economía, y María José, concejal de Sanidad) o el del actual alcalde, Manuel Pérez Fenoll, que tiene a su prima de edil en el equipo de gobierno.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción