Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Carreras & capital humano

El paro saca sus colmillos

Tres de cada cuatro trabajadores dicen que en 2009 empeorará el empleo

El mundo de los recursos humanos ha cobrado importancia en 2008 y previsiblemente lo hará más en 2009, por desgracia. Porque si durante la primera parte de este año la principal preocupación de los dirigentes de esta área empresarial, la que ocupaba la mayor parte de sus discursos, era la falta de talento y las dificultades para dar con él y retenerlo en las compañías, actualmente el dilema es cómo reestructurar la plantilla, los gastos y las retribuciones, una misión mucho más complicada y desagradable que ha sobrevenido como consecuencia de la crisis económica. Ahora no son demasiadas las empresas que buscan talento porque las contrataciones se han reducido a la mínima expresión y sí son muchos los profesionales que buscan trabajo, los que llaman a las puertas de esas organizaciones que hace unos meses les necesitaban y ya no.

Y es que el paro ha pasado de afectar al 8,60% de la población activa en el último trimestre de 2007 al 11,3% del tercer trimestre de este ejercicio, último dato disponible en el Instituto Nacional de Estadística (INE). El año 2008 va a finalizar con más de tres millones de parados y una tasa de desempleo superior al 13%, vaticina la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (AGETT). Y, como lo peor de la crisis en España está por llegar, no son pocos los expertos que pronostican que durante el año próximo serán más de cuatro millones de personas las que se encuentren sin trabajo. Entonces ya quedarán pocos contratos temporales por rescindir y pocas las empresas que dispongan de capital para ajustar sus plantillas mediante las prejubilaciones de los trabajadores de mayor edad. En noviembre, recuerda AGETT, los asalariados con contrato indefinido han bajado, por primera vez en 14 años, en más de 100.000 personas y ya hay menos de 20 millones de ocupados.

Se avecina un ejercicio más duro en el que la conflictividad laboral se dejará notar. De hecho, no hay más que ver los anuncios de despidos que se suceden día a día en España o las últimas encuestas realizadas por consultoras especializadas en recursos humanos como Towers Perrin o Mercer, en las que el 45% y el 35%, respectivamente, de las compañías consultadas afirman que están planeando reducir su personal de forma importante. Y el sindicato Comisiones Obreras estima que el paro puede rozar el 18% de la población activa. "Todavía no estamos viendo grandes despidos, los veremos a partir del año que viene. 2009 será el año de los despidos", mantiene Iván Martén, socio responsable de recursos humanos en The Boston Consulting Group (BCG).

Vienen mal dadas. Y las empresas de trabajo temporal y los cazatalentos lo saben. Su negocio se va a reducir, entre el 30% y el 50%, según dice Stefano Salvatore, director general de Hiedrick & Struggles en España, "es el consenso del mercado". De ahí que las primeras estén negociando con el Gobierno prestar sus efectivos y gestión a los servicios públicos de empleo y las segundas intenten compensar la pérdida de negocio ayudando a las empresas a reajustar sus organizaciones y puestos con la mayor lógica posible, a transformarlas.

Toca apretarse el cinturón, eso es lo que van a exigir los tiempos y las empresas a sus trabajadores, con incrementos salariales mucho más moderados o inexistentes en 2009, según el 73% de las empresas encuestadas por Mercer. Y lo bueno será que empiecen por arriba para dar ejemplo. Según Martén, "ya hay compañías que han declarado que no van a remunerar a sus consejos este año y el que viene". A su juicio, la honestidad se va a reforzar. "El debate de los próximos meses va a ser si son éticamente aceptables los blindajes y bonus de los directivos o hay que limitarlos, tal y como se están planteando regular en Estados Unidos, Francia o Alemania. Está claro que la situación actual no es la recomendable". Por lo pronto, el 60% de las compañías encuestadas por Mercer dicen que van a reducir los bonos de 2009.

"Ya este año los bonus de los directivos de todos los sectores se van a ver afectados por la crisis, pueden mantenerse en energías renovables, pero no en gran consumo, automóvil o entidades financieras, donde habrá casos en los que no haya bonus. El año próximo, las grandes energéticas o la banca, que tenían bonus garantizados, no los van a tener", asegura Salvatore.

Para el 34% de las empresas encuestadas por Mercer el principal problema que declaran tener sus empleados es perder el trabajo. Otro sondeo, en este caso de Randstad, mantiene que tres de cada cuatro trabajadores piensan que empeorará la situación del empleo en España.

Menos pesimista se muestra el Gobierno. La secretaria de Empleo del Ministerio de Trabajo e Inmigración, Maravillas Rojo, dice: "Espero que 2009 nos permita iniciar la recuperación de la confianza, que es básica para la recuperación económica. Lo mismo que la disponibilidad de liquidez. Si esto sucede, se traducirá en que se deje de destruir empleo y en una disminución del paro. Saldremos de la crisis en 2009 o 2010 con unas maneras de producir y consumir diferentes. Hay que recuperar la responsabilidad de los directivos, la participación de los trabajadores y la innovación. Si el modelo productivo cambia y tiene más valor añadido, el empleo tendrá también más calidad".

Mientras esto sucede, el ministerio tiene como objetivos para el año próximo: mejorar los servicios públicos de empleo, incorporar a las agencias privadas de contratación, seguir con el diálogo social, regular los expedientes de regulación de empleo y aprobar el estatuto de trabajo autónomo.

-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de diciembre de 2008