FLAMENCO | La semana por delante

El Torta, en carne viva

Hasta tiempos recientes, Juan Moneo, alias El Torta, vivía a la sombra de una leyenda turbia. Cuentan que arrolló cuando apareció en los años setenta con su rajo gitano pero que se eclipsó rápido.

Jerezano de 1953, El Torta ha grabado muy esporádicamente, se supone que debido a su atracción por las sustancias peligrosas. Supo recuperarse y el pasado año reapareció en las tiendas con el magnífico Momentos, que mostraba una valiente predisposición a enfrentarse con sus viejos demonios. Artista de temperamento, El Torta no sabe de atajos y suele entregar sus secretos cuando tiene delante un público receptivo.

Respaldado por la guitarra de su sobrino, Juan Manuel Moneo, mañana lunes 22 se presenta en El Juglar (Lavapiés, 37).

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 20 de diciembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50