Entrevista:16ª jornada de Liga

"Un real aspirante al título"

Guardiola elogia al Villarreal y defiende la forma de jugar de Messi

Pep Guardiola, el entrenador del Barcelona, calificó ayer al Villarreal como "un real aspirante al título", una frase que sonó a recordatorio para la prensa, empeñada durante la semana en asuntos más mediáticos como las faltas que recibe Messi. "Hoy hay tres cámaras por 37 el día del Madrid", subrayó el técnico para resaltar la manera como "se ha ignorado" un partido tan interesante como el de El Madrigal, un estadio en el que los barcelonistas han perdido cinco de los últimos seis encuentros. "El último partido es el que queda en la memoria de la gente antes de las vacaciones de Navidad, de ahí su importancia", insistió Guardiola; "nosotros somos conscientes de la entidad y grandeza del adversario. Aunque últimamente se ha mostrado irregular, desde hace mucho tiempo tiene muy buenos jugadores, una muy buena estructura y un muy buen entrenador. Hay mucho trabajo detrás del Villarreal. Tienen muchas soluciones ofensivas". Y añadió: "Le hemos estudiado bien. También hemos preparado el partido con esmero y creo que sabemos cómo hacerles daño y ganarles".

Más información

Los azulgrana, que tienen la baja de Márquez por molestias en los isquiotibiales de la pierna izquierda, aspiran a la victoria para rubricar una serie excelente ante sus grandes adversarios en la Liga. El Barça ha derrotado de forma consecutiva al Sevilla, el Valencia y el Madrid después de sumar nueve goles a favor por ninguno en contra. "Es demasiado pronto para decir que, si vencemos al Villarreal, la Liga estará sentenciada", advirtió Guardiola; "2008 ha sido un buen año y no sé hasta dónde podremos llegar en 2009. Lo mejor es que hay buenas personas en el vestuario".

Aclarada la relevancia del choque, Guardiola repasó los asuntos que han cobrado mayor protagonismo. El más trascendente son las faltas que genera Messi: "No saquemos las cosas de quicio. Messi nunca se queja. Se levanta y sigue jugando. Por su manera de jugar, genera mucho contacto. Es muy valiente y atrevido. Hay que cuidarle y para ello está el árbitro, que sabrá decidir. Si hay faltas, es culpa de quien las hace, no del que las recibe. No pienso que el rival salga a dañarle. Si le dan patadas, no lo cambiaré".

Por otra parte, Guardiola tuvo una de sus ocurrentes respuestas a la pregunta de si se veía como el Alex Ferguson del Barça, posibilidad apuntada por los ex directivos Sandro Rosell y Ferran Soriano: "De momento, me voy a comer los turrones; vamos a ver si llego a comerme la mona de Pascua. Dudo mucho de que Ferguson hubiera durado 22 años en el Camp Nou".

Guardiola, durante un partido en el Camp Nou.
Guardiola, durante un partido en el Camp Nou.VICENS GIMÉNEZ

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 20 de diciembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50