La UAB ejecuta las expulsiones de estudiantes

La expulsión de seis estudiantes de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) ya no es sólo un anuncio, sino que ya tiene fecha. El rectorado comunicó ayer la expulsión de forma inmediata a los seis alumnos acusados de cometer actos violentos en el campus de Bellaterra la pasada primavera. Un estudiante ha sido expulsado por tres años, otro por dos años y cuatro por un año.

Fuentes del rectorado dijeron que la paciencia se agotó después de que ayer algunos alumnos pintaran las puertas del rectorado en el campus de la UAB en Bellaterra. Estas fuentes reprocharon que se ha intentado mantener vivo el diálogo, pero la víspera varios centenares de estudiantes cortaran la AP-7, la Gran Via, la Diagonal, el túnel de la Rovira y ocuparon durante varias horas la sede del Comisionado de Universidades en Via Laietana.

Desmontadas todas las ocupaciones excepto la del rectorado de la UAB

Tras conocer que las expulsiones ya son firmes, los estudiantes anunciaron que seguirán ocupando el rectorado de la Universidad de Barcelona (UB) durante las vacaciones de Navidad. A última hora de la tarde convocaron una rueda de prensa en plena calle, a las puertas del edificio histórico de la UB en la plaza de la Universitat. En presencia de cerca de 200 personas, anunciaron que la ocupación seguirá sólo en el edificio del rectorado de la UB. Se desocupan todas las facultades y el rectorado y facultades de la UAB.

De momento, no prevén nuevas acciones. Invitarán a la gente a que entre en el edificio histórico de la UB para que participe en los debates sobre el modelo de Universidad pública. Su intención, dijo Pere Duran, uno de los portavoces estudiantiles, es llevar a la calle actos culturales durante la Navidad. Debe haber "al menos un año de moratoria de Bolonia", dijo Duran. "La mesa de negociación que nos ofrecen es un monólogo de la Generalitat", añadió.

Entre gritos de "No a Bolonia" y "Huguet, dimisión" (en alusión al consejero de Universidades), los alumnos insisten en que se paralice el proceso de Bolonia y exigen que se retiren los expedientes. Estuvieron acompañados de Dolors Obiols profesora de la UPF, y de la portavoz del sindicato de profesores no universitarios USTEC, Rosa Cañadell. Los expulsados pueden recurrir a los tribunales por la vía contencioso-administrativa. La justicia puede llegar a paralizar cautelarmente las expulsiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de diciembre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50