Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

40 etarras se dedican a las tareas de extorsión

El cerco judicial seca las fuentes económicas de la banda terrorista

Aunque la documentación intervenida por la policía permite deducir que la organización terrorista puede sobrevivir con un presupuesto anual de tres millones de euros, ETA se ha visto obligada en los últimos tiempos a reforzar su capacidad de extorsión.

Un total de 40 individuos, 10 por cada una de las herrialde (provincias) se ocupan actualmente en Euskadi y Navarra de "marcar" y presionar a las víctimas del chantaje económico para financiar la actividad terrorista. Todo apunta a que el descenso en las "contribuciones" de los extorsionados y las crecientes dificultades económicas de ETA guardan una estrecha relación con la decisión de los jueces de la Audiencia Nacional de llamar a declarar a aquellos empresarios que, en la contabilidad intervenida a la organización terrorista, figuran como pagadores "voluntarios".

En todo caso, la necesidad de encontrar financiación ha sido una constante de la banda. Informaciones en poder de este periódico, como la que se reproduce en estas páginas, muestran que los chantajeados pueden llegar a ser incluso personas ligadas por razones familiares a los etarras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de diciembre de 2008