Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ofensiva del PP para que el presidente de los alcaldes dimita

El PSOE reconoce el error de Castro pero le arropa frente a los populares

El PP ha abierto la veda para intentar forzar la dimisión del alcalde de Getafe (Madrid) y presidente de las Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), el socialista Pedro Castro, por llamar "tontos de los cojones" a los votantes populares. Una vez que el PP ha decidido no aceptar las reiteradas disculpas de Castro y que Mariano Rajoy ha pedido su dimisión, la campaña de los populares no ha hecho más que crecer.

Castro ha pedido disculpas no menos de media docena de veces por su metedura de pata en un acto público del pasado lunes. Pero la ofensiva contra él va creciendo y el objetivo parece ser que dimita de la presidencia de la FEMP. La vicepresidenta de esa organización, la popular Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, le exigió ayer su dimisión. Desde Madrid, lo mismo hizo Esperanza Aguirre, presidenta de la comunidad. Castro pasó ayer un mal trago al acudir a los actos de celebración de la Constitución de la comunidad y encontrarse con un nutrido grupo de personas con pegatinas que pedían su dimisión.

Ante esta situación, el PSOE, de momento, cierra filas en torno a Castro. En privado, se reconoce que el error es de gran calado pero estiman que ha pedido disculpas sinceras. En público, y bastante indignado, salió ayer en su defensa el responsable federal de Política Municipal, Antonio Hernando. Éste desgranó declaraciones desafortunadas de dirigentes del PP para concluir que con ellos no se ha sido tan beligerante. Después, de ver la recepción que le prepararon en la Comunidad de Madrid, Hernando, consideró "inaceptable e inaudito" que Aguirre y miembros del PP "hayan usado la máxima fiesta de la democracia para hacer partidismo y fomentar el enfrentamiento político".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de diciembre de 2008