_
_
_
_

Los Príncipes visitan A Coruña por el 800º aniversario

Felipe de Borbón inaugura una exposición y recorre Inditex

A Coruña cierra, con una tercera exposición inaugurada ayer por los Príncipes de Asturias, las celebraciones de sus ocho siglos desde su refundación como ciudad libre, bajo la tutela de Alfonso IX que liberó aquel istmo de arena, deshabitado por continuas invasiones vikingas, de todo vasallaje nobiliario o eclesiástico al conceder a sus ciudadanos una carta de derechos. Esta muestra sobre la evolución de la capital provincial en estos 800 años así como un monumento frente a la bimilenaria Torre de Hércules, que pretende simbolizar el encuentro entre la monarquía y el pueblo, centraron esta visita del heredero de la Corona y su esposa, quienes, ya por la tarde, recorrieron la sede central de Inditex en Arteixo.

A Coruña, "maravilloso ejemplo de ciudad marítima, vital, emprendedora y adelantada mirada de Europa sobre el mundo", es un elemento más del "enorme atractivo" de Galicia, subrayó don Felipe de Borbón tras citar unos versos de Rosalía de Castro. Y el Príncipe se mostró convencido de que la "irradiación cultural, el atractivo turístico y el nivel económico" de A Coruña le ayudarán a superar las dificultades de la crisis. El alcalde, Javier Losada, agradeció el compromiso de la Familia Real con A Coruña en estas celebraciones, que comenzaron en julio con otra exposición inaugurada por los Reyes.

Unas 300 piezas y documentos históricos y artísticos procedentes de archivos, museos y bibliotecas de toda España conforman la muestra sobre los 800 años desde la refundación de la ciudad, al pie de la Torre de Hercules. Un recorrido a través de los siglos dividido en tres apartados (medievo, historia moderna y contemporánea) que recoge los acontecimientos "más decisivos", según los comisarios de la muestra, los catedráticos Alfredo Vigo y Xosé Ramón Barreiro, también presidente de la Real Academia Galega. Entre todo tipo de objetos, maquetas, cuadros, armería y joyas, se incluyen representaciones de la ciudad, una de ellas inédita. La Universidad de Salamanca prestó para la exposición, hasta el 1 de febrero, su Códex Calixtinus. Otra curiosidad de la muestra es el busto del presidente de la II República, el coruñés Santiago Casares Quiroga.

Frente al milenario faro ahora candidato a Patrimonio de la Humanidad, los Príncipes de Asturias inauguraron también un monumento dedicado a Alfonso IX. Un conjunto en acero inoxidable, obra de los arquitectos Juan Creus y Covadonga Carrasco, en el que está grabado un texto en gallego de Díaz Pardo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_