Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Estudio

Los telediarios no perjudican al niño... si está acompañado

Los informativos no avisan de las imágenes más agresivas

A Regina le impresionó la muerte de Cela. Pero no porque fuera un genio -ella nunca había leído una novela suya- sino por la imagen: un hombre en una caja. Hoy tiene 12 años, pero entonces tenía 6. "Aquella imagen dio lugar a largas conversaciones sobre la muerte", cuenta su madre. Y es que a los niños les afectan los informativos y les conmueven más que las imágenes de ficción porque las saben distinguir. Es una de las conclusiones del estudio Infancia, violencia y televisión: los espacios informativos y los imaginarios de la violencia en los niños y adolescentes, realizado por investigadores de diferentes universidades españolas con la colaboración de la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC). Frente a la creencia de que Internet es el peligro más presente en sus vidas, el estudio pone de relieve que existen segmentos de edad (entre 10 y 12 años) con niveles de audiencia muy similares a los de la población adulta. Buena parte de ese consumo es vespertino y en solitario, y los chicos se ven muy influidos en su imaginario por los contenidos sensacionalistas y violentos, lo que se traslada a actitudes de angustia en la vida real. Las imágenes juegan en los niños un importante papel de estímulo y les generan fabulaciones que aplican a su contexto, sus experiencias y a su propia incomprensión de la realidad.

"Mis dos hijas preguntan sobre todo dónde está sucediendo la imagen y si va a pasar aquí. Cuanto más lejos, más tranquilas se quedan", comenta la madre de Regina. "Es bueno para la formación de los niños que vean noticias, pero siempre con sus padres. La compañía de un adulto puede ayudar a contextualizar o a cambiar de canal si hace falta", explica Alejandro Perales, presidente de la AUC. "La necesidad de hacer zapping súbitamente se produce porque las cadenas no cumplen el código de autorregulación de espacios informativos", denuncia Perales. Esta normativa dice que en horario infantil (de 6.00 a 22.00) hay que avisar cuando las imágenes que se van a emitir son especialmente violentas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de diciembre de 2008