Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Brian Ferry y Cía., un filón canalla

El cantante y sus hijos, involucrados en arrestos y romances polémicos

Que la nueva novia del sexagenario Brian Ferry sea una chica de 27 años no ha supuesto ninguna novedad para los tabloides británicos, acostumbrados en los últimos tiempos a retratarle con mujeres mucho más jóvenes. Su anterior conquista, la cantante Katie Turner, contaba tan sólo 21 años. Mucho más atípico resulta que su nueva pareja lo fuera antes de su hijo Isaac, una revelación que sí ha procurado titulares al antiguo líder de la banda Roxy Music, exponente del glam rock de los setenta.

El veterano músico y Amanda Sheppard llevan dos meses paseando su relación por diversos actos de la vida social londinense, para delicia de los paparazzi que han hallado un filón en el clan de los Ferry. Isaac, quien ahora arrastra la retorcida etiqueta de "ex de la novia de su padre", fue retratado el año pasado en pleno encontronazo con la policía. Los agentes le interrogaron después de que el joven, de 22 años, apuntara a un fotógrafo con una pistola que luego resultó ser un mechero.

La actual pareja del músico lo fue antes de su hijo isaac

Las noticias que viene protagonizando su hermano Otis (26) no son asunto de broma. Modelo ocasional para la firma Burberry y conocido activista contra la prohibición de la caza del zorro, permanece encarcelado en Glou-cestershire hasta su comparecencia ante el juez para responder de los cargos de robo, agresión e intento de influir a un testigo para que cambiara su declaración. Otis fue detenido por sustraer una cámara destinada a cazar in fraganti a quienes practican el prohibido deporte, y asaltar luego a la propietaria de la finca. No es su primer arresto. Hace tres años las fuerzas de seguridad lo retuvieron por acercarse demasiado a Tony Blair, al grito de "Ya he tenido bastante de este Gobierno". Poco antes había integrado el grupo de exaltados que irrumpía en plena sesión de la Cámara de los Comunes para promover su causa. La polémica tampoco es ajena al patriarca familiar, de 63 años y que tiene cuatro hijos habidos de un matrimonio hoy disuelto. Encarnación viva del glamour y el estilo, Brian Ferry perdía hace dos temporadas un jugoso contrato publicitario con Marks & Spencer a raíz de unas explosivas declaraciones en las que alababa la estética del Tercer Reich. Un paso en falso que no acabó reportándole mayores consecuencias, porque a ojos del público británico este intérprete, músico, compositor, y también dandi, sigue encarnando, pese a todo, a una gran estrella.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de diciembre de 2008