El colapso de dos juzgados de Sevilla y Málaga obliga a un refuerzo urgente

El Poder Judicial envía personal ante la multiplicación de las suspensiones de pagos

Salir del tremendo atasco judicial que soportan los juzgados de lo Mercantil en Málaga y Sevilla está desde ayer un poco más cerca. El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) confirmó ayer que a principios de año enviará dos juzgados bis de lo Mercantil como refuerzo, para aliviar la enorme pendencia que soportan ambas ciudades. El extraordinario colapso de estos dos juzgados se ha multiplicado por la crisis, que cuadruplicó el número de empresas en suspensión de pagos durante el primer semestre del año.

"La única explicación que me dan para no reforzar el juzgado es que no hay dinero", se lamentaba Enrique Sanjuán, el magistrado titular del juzgado mercantil de Málaga, el más colapsado de España, a principios del pasado octubre. Por fin, tras las continuas protestas de los jueces, el PP y el Colegio de Abogados de Málaga, el CGPJ ha reaccionado. El Poder Judicial había previsto la creación de un segundo juzgado de lo Mercantil para Málaga y Sevilla para el próximo verano, pero finalmente la solución al atasco se ha adelantado ante la gravedad de la crisis y el aluvión de empresas en suspensión de pagos, y expedientes de acreedores y de regulación de empleo.

"Hemos ganado seis meses, pero es que el adelanto es muy importante para salir poco a poco de esta situación", subrayó ayer la consejera de Justicia, Evangelina Naranjo, tras reunirse con el presidente del Consejo, Carlos Dívar. Los dos juzgados bis incluyen el envío de dos jueces, dos secretarios y al menos diez funcionarios para reducir la ingente pendencia. Es la primera vez que el Consejo concede enviar juzgados bis en la comunidad ante el retraso crónico de la justicia, pese a que ha enviado jueces de refuerzo para excepciones como el caso Malaya.

Y es que las montañas de expedientes de empresas en quiebra atestan las baldas de los juzgados. Durante el primer semestre de 2008, los concursos de acreedores pasaron de 67 a 257 en Andalucía respecto al año pasado. Y la carga de trabajo en Málaga (de 22 a 92) y Sevilla (de 12 a 46) sobrepasa por mucho al resto de provincias.

Tan pronto se constituyan los juzgados previstos para 2009, el personal de refuerzo enviado cesará en sus funciones. La consejera de Justicia reclamó asimismo el refuerzo de los juzgados de lo Social, pero tras estudiar el atasco de estos órganos judiciales, el Poder Judicial desestimó la petición. "Ellos no pueden hacer ningún brindis al sol y nosotros somos conscientes de que los recursos son finitos", alegó.

Por otra parte, Naranjo pidió a Dívar que se "inaugure una nueva etapa" para lograr una información más fluida que logre darle un vuelco a la imagen tan negativa que los ciudadanos tienen de la Justicia con escándalos como el caso Mariluz. La consejera mostró su "satisfacción" por la puesta en marcha de la Comisión de Relación con las Comunidades Autónomas, un foro para mejorar el diálogo entre el Consejo y la Junta. La consejería estima que a veces la comisión del Consejo desconoce la realidad de los juzgados andaluces antes de decidir las plantillas de refuerzo.

Mientras, los juzgados de Violencia sobre la Mujer tendrán en los próximos meses una especialización aún mayor. "No se trata de ampliar el número, sino de aumentar la especialización al optimizar los recursos". En la reunión no se trató la huelga indefinida de los 40 trabajadores de los juzgados de Violencia sobre la Mujer de Sevilla. Ayer, 28 de ellos se concentraron frente a la consejería para reclamar a la Junta que mejore las condiciones de sus guardias. De momento, Justicia rechaza negociar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 28 de noviembre de 2008.